Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas admite que detectó dos águilas con gripe aviar en 2004

Holanda encerrará todas sus aves de corral para prevenir contagios

Las autoridades belgas reconocieron ayer que en octubre de 2003 fueron aprehendidas en el aeropuerto de Bruselas dos águilas infectadas de gripe aviar que intentaba introducir un viajero procedente de Tailandia. El secretario de Estado de Agricultura de Alemania, Alexander Müller, denunció el pasado martes esa detección, aunque dijo que había ocurrido hace semanas. Holanda ha anunciado que a finales de esta semana encerrará todas sus aves de corral destinadas al consumo para evitar que se contagien de las migratorias.

Las águilas encontradas en Bruselas fueron sacrificadas y con ellas todas las aves que estaban en cuarentena en el aeropuerto. Los trabajadores que estuvieron en contacto con las aves fueron sometidos a controles sin que hubiera novedad. El hallazgo de las águilas infectadas fue comunicado a la Comisión Europea y a Holanda, República Checa y Rusia, que habían recibido con anterioridad aves que habían pasado la cuarentena en Bruselas.

El Gobierno belga envió ayer una carta de rectificación al alemán tras las declaraciones del secretario de Estado, Alexander Müller. "Es cierto lo que dijo, pero los hechos ocurrieron hace casi un año, en octubre", explicó Pierre Cassart, portavoz de la Agencia Belga de la Alimentación.

En Holanda, el ministerio de Agricultura ha decidido encerrar a todas las aves de corral destinadas para el consumo- unos cinco millones de animales- para evitar posibles contagios de gripe aviar. La medida entrará en vigor esta semana y no será modificada hasta principios de 2006. A las personas que tienen animales de compañía se les ha aconsejado que eviten el contacto con aves migratorias. Holanda espera que Bélgica, Alemania y Dinamarca tomen medidas similares en breve.

El encierro de las aves, decidido nada más comenzar los sacrificios en los Urales, frontera natural entre Asia y Europa, muestra la voluntad holandesa de no repetir los errores de 2003, cuando se reaccionó tarde ante una epidemia similar. Fue necesario deshacerse de 30 millones de gallinas, un tercio del total. Ahora la mayoría de los 80 millones de pollos criados en Holanda permanece siempre en los corrales. Los cinco millones que serán confinados pertenecen sobre todo a granjas orgánicas.

El ministerio ha recordado que la migración de las aves salvajes empieza en septiembre. Holanda, al formar un delta, suele ser aprovechada por las bandadas de pájaros para descansar en su larga ruta hacia el resto de Europa. Pero las granjas orgánicas consideran que esta medida es "desproporcionada, ya que la Asociación Protectora cree mínimo el número de las migratorias que vuelan de este a oeste". Los granjeros orgánicos analizan la salud de sus gallinas cuatro veces al año.

En España, la ministra de Sanidad, Elena Salgado, anunció ayer que, ante una posible epidemia de gripe aviar, aparte de comprar dos millones de antivirales, en otoño se intensificará la vacunación contra la gripe común, sobre todo en mayores de 65 años y personal sanitario y de riesgo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 18 de agosto de 2005