Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LEY DE DIVORCIO

El Congreso aprueba la reforma del divorcio

La norma elimina el requisito de la separación y permite la custodia compartida

El Congreso de los Diputados se disponía anoche a aprobar la reforma de la ley del livorcio de 1981. La nueva norma, que podrá aplicarse a los procesos que ahora mismo estén en marcha, acaba con el requisito de la separación previa para alcanzar el divorcio. También elimina la necesidad de alegar causas (como la infidelidad, el alcoholismo o el cese de convivencia) para formalizar la ruptura matrimonial. Ambas medidas permitirán agilizar el proceso y acortar sensiblemente los plazos para el divorcio. La reforma establece la posibilidad de que los jueces decreten la custodia compartida de los hijos aunque no haya acuerdo de los padres.

El Congreso aprobó esta madrugada definitivamente la ley que reforma el divorcio para hacerlo más ágil. Cuando entre en vigor la norma con su publicación en el BOE, ya no será necesario que las parejas lleven separadas un año para divorciarse y no habrá que alegar causas para disolver jurídicamente el matrimonio. Sólo será necesario que transcurran tres meses desde que se formalizó el matrimonio y ni siquiera ese periodo cuando el juez considere que las circunstancias de la pareja aconsejan una separación inmediata, por ejemplo en casos de violencia machista.

Ayer era el trámite legislativo final y el pleno del Congreso votaba las ocho enmiendas que llegaban del Senado, varias de ellas de carácter técnico y con apoyo de todos los grupos. Salvo el PP, el resto de partidos estaban dispuestos a votar las enmiendas introducidas en el Senado sobre la custodia compartida, pero en el momento de la votación el PSOE se equivocó y se recogieron 288 votos en contra y 32 a favor, por lo que la custodia queda tal cual se aprobó en el Congreso inicialmente. El juez podrá decidir sobre si ambos padres han de hacerse cargo del cuidado de los hijos con un informe favorable, que no preceptivo, del ministerio fiscal.

No estaba previsto que la votación concluyera así, de hecho algunos grupos habían aplaudido las cautelas que se introdujeron en el Senado, como que el juez tenga en cuenta la cercanía entre los nuevos domicilios de los padres o que recabe el dictamen del equipo psicosocial antes de decidir la custodia compartida. "Esto garantiza que ambos progenitores ejerzan su responsabilidad", dijo, por ejemplo, la diputada por Izquierda Verde, Carme García, quien recordó que era una de las antiguas aspiraciones del movimiento feminista. El PP, sin embargo, anunció su voto en contra porque consideran que "no contribuirá a la estabilidad necesaria de los hijos el que los padres no estén de acuerdo en la custodia alterna". A sus votos se sumaron los del PSOE y la enmienda quedó rechazada para volver a lo ya votado en el Congreso.

No hubo errores, sin embargo cuando se votó el fondo de garantías para las pensiones de los cónyuges. Votaron a favor todos los grupos salvo Izquierda Verde y el PP, que querían que esto se mantuviera, como se enmendó en el Senado. La diputada popular Carmen Matador, manifestó además su sorpresa porque grupos como CiU o PNV voten en contra de la creación de un fondo de garantía para el impago de las pensiones compensatorias para el cónyuge que las precise cuando era una enmienda que contó con el apoyo de ambos en el Senado. Efectivamente, ambos grupos manifestaron su voto en contra de que esta ley recoja la creación de este fondo, pero pidieron un compromiso firme al Gobierno para que, al menos el fondo que garantiza las pensiones para alimentos de los hijos, quede garantizado. A ello se comprometió el diputado socialista Julio Villarrubia, quien prometió que ese fondo se crearía "en un plazo máximo de un año". Sobre las pensiones compensatorias, Villarrubia se justificó diciendo que "los recursos son escasos".

El PP, sin embargo, valoró la ley porque cree que era necesaria su reforma transcurridos 24 años desde que se aprobó el divorcio. Pero criticaron que en lo que respecta a la custodia compartida "haya primado el criterio del Ministerio de Justicia frente al compromiso inicial del presidente del Gobierno". La diputada Matador lamentó también que no se dote de más medios materiales a los juzgados que deberán atender estas nuevas medidas. Villarrubia calificó la ley de "magnífica". "Es un imparable desarrollo de derechos y libertades", añadió refiriéndose tanto a esta ley como a la de los matrimonios gay que se votará hoy.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 30 de junio de 2005