Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rice ratifica que Colombia es el mayor aliado de EE UU en América Latina

Estados Unidos renovó ayer su compromiso de apoyar al Gobierno de Colombia en su lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Lo dejó claro la secretaria de Estado estadounidense, Condolezza Rice, en su corta estancia en Bogotá, dentro de la gira que realiza por cuatro países de América Latina. Rice llegó ayer por la tarde procedente de Brasil, hoy viajará a Chile y, de allí, se dirigirá a El Salvador. Durante su estancia en Colombia, la secretaria de Estado confirmó que este país es el mayor aliado de Estados Unidos en América Latina.

La lucha contra el terrorismo, el llamado Plan Colombia -un programa contra el narcotráfico- y el Plan Patriota -el mayor operativo contra la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC)-, todos apoyados por Estados Unidos, fueron temas de la agenda en la charla de Rice con el presidente colombiano, Álvaro Uribe, y varios de sus ministros.

El tratado de libre comercio, que negocian desde hace un año y está empantanado por temas vitales como el de la agricultura, y el proceso de paz con los paramilitares, que no convence del todo a Washington, completaron los asuntos tratados en una conversación de apenas una hora.

Desde el año 2000, Washington ha donado más de 3.000 millones de dólares (2.320 millones de euros) a Colombia para la lucha contra el narcotráfico y la insurgencia. Es el tercer país receptor de ayuda militar estadounidense después de Israel y Egipto.

Para algunos analistas, Condoleezza Rice ha querido dejar claro con su visita que, en una región cada vez más cercana a la izquierda, Washington no abandona a sus socios.

Según Gustavo Petro, congresista de la izquierda democrática, la gira latinoamericana de Rice tiene como trasfondo la preocupación de EE UU por el avance de la izquierda en el continente y su afán por evitar que continúe ganando adeptos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 28 de abril de 2005