Carmen Calvo, abucheada en un acto en Valladolid

Gritos, abucheos e insultos proferidos por unas 30 personas recibieron ayer a la ministra de Cultura, Carmen Calvo, en la visita que hizo a Valladolid para inaugurar las obras de remodelación de la Casa de Cervantes, en las que se han invertido medio millón de euros aportados en parte por su departamento. Carteles y pancartas pidiendo la integridad del Archivo de Salamanca y gritos de "la historia no se divide" hicieron imposible que Calvo atendiera a los periodistas en la puerta de la casa-museo, cuya inauguración fue presidida por los duques de Palma, la infanta Cristina e Iñaki Urdangarín, recibidos con aplausos por los manifestantes.

También fue bien recibido el presidente de la Junta de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, cuyo nombre fue coreado por los manifestantes, y que antes había declarado en Burgos las mismas descalificaciones que hizo el pasado viernes cuando se conoció la aprobación por el Consejo de Ministros de un anteproyecto de ley para devolver los papeles que reclama la Generalitat de Cataluña. Herrera calificó la decisión de "desdichada", y aseguró estar "convencido" de que los ciudadanos de Castilla y León "están tomando buena nota" para las próximas elecciones.

Por su parte, Carmen Calvo empezó resaltando la coordinación entre su ministerio y el Ayuntamiento de Valladolid, que ha permitido que este último aportara 110.000 euros en rehabilitar los jardines de la casa-museo. La ministra anunció otras muchas cosas para la ciudad, como una mayor aportación económica para la Semana Internacional de Cine y para el Museo de Arte Contemporáneo Patio Herreriano, que calificó como "uno de los más prestigiosos de España". Preguntada acerca de si estas medidas suponían una compensación por la salida de documentos del Archivo, Calvo lo negó rotundamente, y aprovechó para alabar la postura del PP catalán, cuyo responsable, Josep Piqué, había calificado como "razonable" la decisión del Gobierno.

Un grupo de manifestantes durante el abucheo a la ministra de Cultura, Carmen Calvo, en Valladolid en protesta por la decisión del Gobierno de devolver a Cataluña los papeles incautados y depositados en el Archivo de Salamanca.
Un grupo de manifestantes durante el abucheo a la ministra de Cultura, Carmen Calvo, en Valladolid en protesta por la decisión del Gobierno de devolver a Cataluña los papeles incautados y depositados en el Archivo de Salamanca.EFE

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 18 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50