La ley limitará a un tercio las emisoras de radio en manos de un operador

El Parlamento limitará a un tercio el número de emisoras de radio con cobertura estatal en manos de un mismo operador. Esta restricción, incorporada a través de una enmienda del PSOE al proyecto de ley de televisión digital terrestre (TDT), fue aprobada ayer en la ponencia constituida en el seno de la comisión de Industria, Turismo y Comercio del Congreso de los Diputados. Los diferentes grupos parlamentarios han presentado más de 90 enmiendas.

La reforma audiovisual en marcha establece varios límites a la concentración de emisoras de radio. En primer lugar, ninguna personas física o jurídica podrá controlar directa o indirectamente más de un tercio del conjunto de las concesiones con cobertura total o parcial en el conjunto del territorio del Estado. Con esta enmienda se pretende "reforzar la defensa de la pluralidad" en el sector radiofónico, según los socialistas. El proyecto de ley prohíbe, además, poseer más de 50% de las frecuencias en un mismo ámbito de cobertura, y en todo caso, con un tope de cinco adjudicaciones. En el caso de las comunidades autónomas se restringe la concentración al 40% en ámbitos en los que sólo tenga cobertura una concesión. Tales límites afectan a las emisoras privadas, no a las públicas.

Sanciones

La ponencia también admitió una enmienda para endurecer las sanciones

a las infracciones tipificadas como muy graves (emitir programas de radio o de televisión sin licencia, por ejemplo), que acarrearán una multa económica entre 60.000 y un millón de euros.

Todos los grupos suscribieron una enmienda para garantizar la accesibilidad de las personas discapacitadas a los nuevos servicios que aporta la televisión digital terrestre.

La ponencia acordó abordar las peculiaridades administrativas de Baleares y Canarias, que no aparecían reflejadas en algunos artículos de la legislación audiovisual.

El proyecto de ley para el impulso de la TDT y el fomento del pluralismo podría iniciar la próxima semana su tramitación en la comisión de Industria del Congreso. El texto elimina el tope de tres cadenas privadas, liberaliza las emisiones de radio y de televisión por cable y amplía a diez años el periodo de las concesión para las televisiones de cobertura local.

También permite que los titulares de una concesión de televisión digital terrestre puedan permanecer en el accionariado de una canal privado de ámbito estatal hasta 2010 (una situación que beneficia al grupo Vocento, que participa en el capital de Net TV y en Tele 5).

La reforma audiovisual prevé el adelanto del apagón analógico en dos años. De 2012 pasará a 2010, aunque el Partido Popular propone que la fecha definitiva sea 2008.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 12 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50