La muerte de tres jóvenes palestinos pone en riesgo la tregua con Israel

La muerte ayer de tres jóvenes palestinos, de edades comprendidas entre los 14 y los 15 años, pone en riesgo el mantenimiento de la tregua acordada en enero por el primer ministro de Israel, Ariel Sharon, y el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas, en la cumbre de Sharm el Sheij (Egipto). Los tres palestinos fueron tiroteados por una patrulla israelí en la mañana de ayer en el campo de refugiados de Rafah, al sur de la franja de Gaza.

Los disparos se efectuaron desde una ametralladora pesada calzada en lo alto de un carro de combate. El tiroteo sorprendió a los jóvenes mientras jugaban un partido de fútbol con sus compañeros en un descampado próximo a las últimas casas del campo de refugiados de Rafah, cerca de la frontera con Egipto, una zona sometida a la vigilancia israelí.

Un portavoz del Ejercito reconoció lo ocurrido, pero alegó en defensa de los soldados que éstos habían disparado sobre un grupo de cinco jóvenes que de manera inesperada empezaron a correr hacia la frontera a pesar de las advertencias de los militares para que no penetraran en el área.

El incidente provocó la reacción airada de algunos dirigentes de las facciones radicales palestinas (Hamás, las Brigadas de los Mártires de Al Aqsa y Yihad Islámica), que anunciaron su intención de responder a la agresión. Poco después, unos desconocidos lanzaron una docena de granadas de mortero sobre los asentamientos de la zona sin causar daños ni víctimas, según las primeras informaciones. Portavoces oficiales de estas mismas organizaciones informaron poco después de que sus direcciones mantenían su declaración de cese de hostilidades.

El proceso de deterioro del alto el fuego, que desde hace semanas se encuentra en una fase crítica como consecuencia de reiteradas violaciones, se enfrenta a un nuevo reto: los grupos de judíos ultraortodoxos han convocando para hoy una manifestación en la Explanada de las Mezquitas, en Jerusalén, en protesta por el plan de Sharon de retirarse unilateralmente de la franja de Gaza. Una visita de Sharon a ese lugar provocó en 2000 el inicio de la segunda Intifada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de abril de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50