Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Gas Natural retira la demanda contra Argentina por ruptura de contrato

Es la primera empresa española que renuncia al arbitraje internacional

Gas Natural anunció ayer que retiraba la demanda interpuesta contra el Estado argentino ante el tribunal de arbitraje que depende del Banco Mundial por incumplimiento de contrato y cuyo valor ascendía a 265 millones de dólares (200 millones de euros). Se trata de la primera empresa española que acepta la petición del presidente Néstor Kirchner para que se retiren estas demandas antes de renegociar los contratos de servicios públicos.

Gas Natural BAN, filial argentina del grupo español que desde 1992 posee la concesión de la distribución de gas en una amplia zona de la provincia de Buenos Aires, la más poblada de Argentina, anunció ayer su "firme decisión" de retirar la demanda interpuesta contra el Estado ante

el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi),

el tribunal de arbitraje que depende del Banco Mundial.

Gas Natural había sido convocada por el Gobierno argentino a una audiencia pública con el objeto de analizar las condiciones en las que se estaban ejecutando los contratos. Ello que había causado un hondo malestar en otras empresas españolas -también citadas- que consideran la medida como un gesto "poco amistoso" de la Administración del presidente Kirchner, especialmente tras el acercamiento de posturas producido por la visita del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, a Buenos Aires el pasado mes de enero.

El anuncio de retirada de la demanda fue comunicado ayer por la empresa matriz española al ministro de Economía argentino, Roberto Lavagna, y al de Planificación y Desarrollo, Julio de Vido. La empresa destacó su voluntad de llegar a un acuerdo "justo y razonable" con el Ejecutivo argentino por los problemas planteados en los contratos a raíz de la crisis de diciembre de 2001 y reafirmó su "confianza en Argentina" y su voluntad de permanencia a largo plazo.

Otras reclamaciones

Otras tres empresas españolas mantienen demandas contra el Estado argentino en el Ciadi: Telefónica que reclama 2.834 millones de dólares (2.130 millones de euros); Endesa, a través de Ede-sur, pide 1.800 millones de dólares (1.353 millones de euros) y Aguas de Barcelona, accionista de Aguas de Argentina, reclama 1.700 millones de dólares (1.278 millones de euros). Tras la retirada de Gas Natural, quedan 34 compañías que mantienen litigios contra el Estado argentino ante el tribunal internacional por un valor aproximado de 18.000 millones de dólares (13.533 millones de euros).

Kirchner se quejó el pasado 1 de marzo de la actitud de algunas compañías privatizadas con capital extranjero por recurrir a tribunales internacionales para resolver sus diferencias con el Gobierno. La tensión existente gira principalmente en torno a la congelación de tarifas impuesta en 2002 por el Ejecutivo, presidido entonces por Eduardo Duhalde, ante la precaria situación económica que atravesaba el país. La medida fue prorrogada por Kirchner quien además ha apuntado en varias ocasiones que las empresas no están invirtiendo en infraestructuras lo que causa un deterioro en los servicios que prestan.

Las empresas señalan que la congelación de tarifas les produce importantes problemas y se quejan de inseguridad jurídica. El Gobierno argentino ha llegado ya a un acuerdo de renegociación de 28 contratos con diferentes empresas y todavía está pendiente de renovar otros 36.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 15 de marzo de 2005