Una juez impide el traslado a Yemen de 18 detenidos en Guantánamo

Una juez federal de Estados Unidos ha aceptado la petición de 13 ciudadanos yemeníes de no ser trasladados desde el centro de detención de la base de Guantánamo, en la isla de Cuba, hasta su país de origen, por temor a ser torturados. La magistrada, Rosemary Collier, ha prohibido al Gobierno que los envíe a Yemen o a cualquier otro país hasta que se celebre una audiencia sobre el caso. El fallo deja en suspenso los planes del Pentágono de reducir a la mitad la población reclusa del penal de Guantánamo, bien liberándolos o entregándolos a otras naciones para que continúen allí su detención.

Al menos hay otras cuatro solicitudes similares, en nombre de decenas de detenidos, en espera de resolución judicial, y el Centro para los Derechos Constitucionales ha asegurado a través de un portavoz que "esperaban" ayer mismo hacer peticiones en nombre de los cerca de 540 detenidos para bloquear sus posibles traslados.

Más información

El Centro para los Derechos Constitucionales ha coordinado la estrategia legal de la mayoría de los presos desde que el Tribunal Supremo les otorgó el año pasado el derecho de apelar ante la justicia civil de EE UU.

Con la entrega de los detenidos a otros países el Gobierno pretende lograr dos objetivos: evitar el laberinto legal de cientos de recursos en los tribunales, de desenlace desconocido, y por otra parte cambiar la "misión" de Guantánamo, dejándolo como caso penal sólo para "los más peligrosos" y los que vayan a ser juzgados. Durante el fin de semana se han liberado a otros tres, con destino a Afganistán, Pakistán y Maldivas. Con ellos suman ya 214 el número de traslados de Guantánamo desde enero de 2002.

Los abogados de los yemeníes declararon su "alivio" ante la decisión de la juez Collier. Su propósito, dijeron, es averiguar exactamente adónde van a ser enviados para que puedan expresar su voluntad sobre si están o no de acuerdo. La orden judicial bloquea cualquier traslado a menos que el Gobierno lo notifique con 30 días de antelación y se celebre una audiencia sobre el caso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 13 de marzo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50