Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno sólo revisará los pactos con la Santa Sede para "acentuar la aconfesionalidad"

El Gobierno socialista califica de obviedad el que los acuerdos que atan las relaciones entre España y el Estado vaticano pueden ser revisados "en el sentido que se estime oportuno", pero da por sentado que tales reformas no están próximas, ni son fáciles de acordar. En todo caso, dice el Ejecutivo, si algún día se procediese a una revisión, sería para "acentuar" el carácter aconfesional del Estado. Así lo da a entender en un escrito remitido al Congreso el pasado 23 de febrero para contestar a esta pregunta del diputado Francisco Rodríguez Sánchez, del BNG: "¿Cuál es la posición del Gobierno en relación con la escalada de injerencia y provocación de la Iglesia católica, el Vaticano y el propio Papa en los asuntos del Estado español?".

Pese a que las preguntas del diputado del Bloque Nacionalista Galego aludían al conjunto de las relaciones bilaterales -"¿Piensa el Gobierno actualizar o anular los acuerdos [con la Santa Sede, de 1976]?"-, el Ejecutivo subraya en su respuesta el asunto de la enseñanza del catolicismo en la escuela pública, regulado por uno de los cinco acuerdos vigentes, uno de 1976 y el resto de 1979. "Este acuerdo, así como todo el Tratado Internacional, puede obviamente revisarse, en el sentido que se estime oportuno, después de las correspondientes negociaciones entre las partes, fijando, para ello, el marco que parezca más adecuado para mejor poner de relieve y si se quiere acentuar, la aconfesionalidad del Estado español", dice.

La respuesta del Gobierno socialista al diputado gallego fue registrada en el Congreso el pasado lunes, dos días antes de la reunión de anteayer entre la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, con el vicepresidente de la Conferencia Episcopal, el arzobispo Fernando Sebastián Aguilar, acompañados ambos del ministro de Justicia, López Aguilar, y el portavoz de los obispos, el jesuita Martínez Camino.

La enseñanza confesional

Ahora, la enseñanza confesional en la escuela pública es de oferta obligatoria por parte de los centros, pero voluntaria para los alumnos. El artículo dos del Acuerdo sobre Enseñanza y Asuntos Culturales, de 1979, obliga a incluir la enseñanza del catolicismo "en todos los centros de educación en condiciones equiparables a las demás disciplinas fundamentales". La tesis del Ministerio de Educación es, sin embargo, que la calificación de esta asignatura no debe computar a efectos académicos para nota media y acceso a la Universidad, ni para obtener becas.

Sobre otros asuntos del conflicto (divorcio y aborto, matrimonio homosexual, investigación con embriones...-, el Gobierno dice en la respuesta parlamentaria que el Estado y la Iglesia de Roma "tienen ámbitos de poder interdependientes pero distintos y plenamente soberanos en las esferas de sus respectivas competencias", y le recuerda a los obispos que el programa electoral socialista fue "respaldado mayoritariamente por la ciudadanía" en las elecciones generales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de marzo de 2005