Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL DEBATE SOBRE LA REFORMA DEL ESTATUTO VASCO

Montilla afirma que el Estatuto catalán suma y el plan del 'lehendakari' divide

"Cataluña suma con su Estatuto; el plan Ibarretxe, en cambio, divide". Con estas palabras, el primer secretario del Partit dels Socialistes y ministro de Industria, José Montilla, subrayó la distancia que separa los dos procesos de reforma estatutaria, que "no se parecen ni en el fondo ni en la forma". "El Estatut no es el plan Maragall, sino un texto que se redacta pensando en el consenso y en el respeto a la legalidad", subrayó el dirigente socialista, que ayer presidió la primera reunión en 2005 de la ejecutiva del PSC.

"La propuesta será ambiciosa, sensata y realista. Y además contará con el apoyo de las Cortes", auguró. "Y ello", añadió Montilla, "en medio del clima de crispación que genera el PP, que parece haber recuperado la antigua política de hostigamiento antiautonómico de las mejores épocas de la antigua Alianza Popular, así como su nacional-catolicismo".

Tampoco faltaron reproches para una CiU que "apoya el plan Ibarretxe mientras aboga por el consenso estatutario en Cataluña", manifestó José Montilla. Desde la federación nacionalista le respondió el democristiano Josep Antoni Duran Lleida, quien reprochó "la esquizofrenia" que vive el Gobierno tripartito con las posiciones al respecto de PSC y ERC. Duran también quiso marcar distancias y advirtió que CiU "no ha tomado ninguna posición sobre el plan Ibarretxe". No obstante, agregó que CiU dará su apoyo para que se tramite el proyecto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de enero de 2005