Massagué acuerda con Maragall impulsar una línea de investigación sobre metástasis

La Generalitat invertirá 28 millones de euros en cuatro años para apoyar el proyecto

El científico Joan Massagué, premio Príncipe de Asturias de este año, recibió ayer del Gobierno catalán el sí definitivo para la puesta en marcha de un ambicioso programa de investigación sobre metástasis en Barcelona. El acuerdo alcanzado ayer con el presidente de la Generalitat Pasqual Maragall, prevé una inversión de 28 millones de euros durante los próximos cuatro años, nueve de ellos para equipamientos científicos, y el despegue del programa sobre metástasis, que desarrollará el Instituto de Investigación Biomédica de Barcelona (IRBB, en catalán).

Más información

Massagué explicó que continuará ejerciendo su labor de asesor científico en el IRBB, centro al que ha estado vinculado en los últimos cuatro años, pero su implicación pasará a ser mucho mayor. De acuerdo con su propuesta, el centro catalán sumará un nuevo programa de investigación a los cuatro ya existentes y establecerá laboratorios específicos para su desarrollo.

Los nuevos laboratorios estarán "fuertemente conectados" con el Sloan Kettering Institute de Nueva York, donde Massagué dirige el programa de Biología y Genética del Cáncer. Junto con otros laboratorios del IRBB y acuerdos con otros centros desarrollará el Programa de Oncología Traslacional y Aplicada (ATOP, en sus siglas inglesas), que pretende explotar "resultados prometedores" de la investigación en metástasis obtenidos por el científico catalán en EE UU.

Colaboración de Baselga

Entre los grupos citados por Massagué destaca el del oncólogo Josep Baselga en el Hospital Vall d'Hebron de Barcelona. Baselga aportaría al programa una "valiosa información" sobre distintos tumores caracterizados a partir de técnicas genómicas, que complementan a los ya analizados por el propio Massagué, y una extensa agenda de investigación clínica y de evaluación de nuevos fármacos.

La fuerte inversión acordada es necesaria, precisó Massagué, por dos motivos fundamentales: el "enorme coste" de la investigación biomédica en un campo tan complejo como la metástasis y la necesidad de que los investigadores que se integren en el programa ATOP puedan competir en igualdad de condiciones con los de cualquier centro puntero.

"Si pretendemos establecer un programa coordinado entre Barcelona y Nueva York, los estándares de calidad y productividad deben ser equiparables", sentenció. Los 28 millones de euros se sumarán al presupuesto corriente del IRBB, lo que permitirá potenciar la infraestructura científica y fichar a investigadores de talento.

En un documento remitido al Gobierno catalán, Massagué subraya la importancia de destinar esfuerzos a la investigación de la metástasis porque se trata de un fenómeno que causa el 90% de las muertes por cáncer (el tumor primario alcanza el 10%) cuyo conocimiento es indispensable para mejorar la predicción, prevención, detección y tratamiento de la enfermedad.

El científico añade en el documento que en los últimos años su grupo ha identificado genes causantes de metástasis para cánceres específicos, descrito el concepto y el mecanismo básico de acción para casos concretos, aplicado técnicas de bioimagen a este proceso, desarrollado modelos en ratones transgénicos, y elaborado una teoría que daría explicación al mecanismo general de la metástasis. Todo ello lo ha colocado en la punta de la investigación en este área.

Massagué trabaja ahora en la identificación de paquetes de genes específicos que puedan actuar como marcadores clínicos de desarrollo de metástasis. La traducción de esta investigación al ámbito clínico permitiría a los oncólogos predecir cuándo un tipo de tumor determinado puede desembocar en su extensión a órganos vitales y, por consiguiente, anticipar su prevención y tratamiento. La puesta a punto de este método diagnóstico y sus derivaciones terapéuticas se llevarían a cabo a través de los grupos de Barcelona y Nueva York.

El Consejero de Universidades e Investigación de la Generalitat, Carles Solà, manifestó ayer el interés del Gobierno catalán por entender que el proyecto puede ser una "pieza fundamental" en el desarrollo de la biorregión auspiciada por Cataluña. Marina Geli, consejera de Sanidad, señaló que la propuesta completa el eje de investigación oncológica que está desarrollando su departamento. Ambos señalaron, parafraseando al responsable de finanzas de la Generalitat, Antoni Castells, que "el dinero no podía ser un obstáculo" para concretar el acuerdo con Massagué.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0027, 27 de diciembre de 2004.

Lo más visto en...

Top 50