_
_
_
_

Los países de la UE acuerdan la recogida del 25% de las pilas en 2009

La UE recogerá el 25% de las pilas y acumuladores dentro de cuatro años y el 45% en ocho, según el plan aprobado ayer por los ministro de Medio Ambiente de la Unión. En el mismo periodo, deberá reciclarse la mitad del material retirado. El acuerdo es menos ambicioso que el que propuso la Comisión. En contra de lo deseado por Bruselas, seguirán siendo legales, al menos durante cuatro años, las pilas de níquel-cadmio (potencialmente cancerígenas).

El acuerdo de ayer fue calificado de "realmente de mínimos" por la ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, y como un "retroceso" por el Gobierno belga, que recoge y recicla ya el 55% de las pilas y acumuladores. La Comisión había propuesto recoger el 20% de las pilas en tres años, el 40% en siete años y el 60% en 10 años, pero la mayoría de los países se opuso.

Como solución de compromiso se optó por el 25% de recogida de aquí a cuatro años, que se elevará hasta el 45% en ocho años. Los Estados también se comprometen a reciclar la mitad del material recogido, frente al proyecto de la Comisión del 55%. La presidencia holandesa de la UE en este semestre aseguró que el 45% supondrá la retirada de 5.000 millones de pilas.

Los ministros también limitaron el uso de las baterías de cadmio, de nuevo con menos determinación de la deseada por Bruselas. El cadmio es un metal pesado al que se ha asociado con cánceres de hígado y riñón, al llegar hasta los acuíferos desde los vertederos. De momento se prohíbe el uso de pilas de níquel-cadmio en objetos domésticos. Estas pilas seguirán pudiéndose emplear cuatro años en herramientas ligeras, equipos médicos o luces de emergencia. Luego la Comisión revisará los resultados y propondrá una nueva lista de excepciones.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_