Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Carod rectifica y reconoce que se equivocó al negar su apoyo a Madrid 2012

El líder de ERC "lamenta" los perjuicios que haya causado al sector del cava

Veinticuatro horas después de que Pasqual Maragall ofreciera en Madrid su apoyo a la candidatura de la capital de España para organizar los Juegos Olímpicos de 2012, el líder de Esquerra Republicana (ERC), Josep Lluís Carod, rectificó ayer su negativa a apoyarla. "Fue un error", dijo en varias declaraciones a lo largo del día, en las que pidió dar por cerrado el asunto y "lamentó" los perjuicios que haya podido sufrir el sector del cava.

El dirigente independentista ha sido objeto de fuertes críticas en los últimos días por haber propuesto que Cataluña no apoyara la candidatura olímpica de Madrid. Ayer explicó que esa propuesta fue "una reacción en caliente e instantánea" provocada por el fracaso en el reconocimiento internacional del hockey catalán en Fresno (EE UU).

Carod dio por buena la explicación dada por Maragall cuando dijo que la propuesta de retirar el apoyo a Madrid fue fruto de "un momento de mal humor". Los políticos son también personas , dijo, "y aquel día pasaba un mal momento, como le pasaba a mucha gente en Cataluña que nos habíamos hecho la ilusión legítima de que nuestra selección de hockey pudiera competir internacionalmente después de haber ganado un campeonato del mundo".

Esa fue la razón, continuó explicando Carod, de que tuviera la reacción "caliente e instántanea de decir: si ellos no nos han ayudado a nosotros, nosotros no tenemos que ayudarles a ellos. Pero eso fue un error".

La rectificación de Carod le fue requerida en los últimos días por los partidos de la oposición en Cataluña, Convergència i Unió (CiU) y el PP, mientras que el Partit dels Socialistes (PSC) se desmarcaba claramente de ERC en este asunto y Maragall se veía obligado a acudir a Madrid a dejar bien claro que la posición del dirigente republicano no era la del Gobierno catalán.

Aunque los aliados de ERC han procurado ser discretos en este asunto, Jaume Bosch, vicepresidente de ICV, el tercer partido del Gobierno catalán, pidió a los republicanos que sean más "cuidadosos" con sus tomas de posición públicas. "Cuando alguien o un partido acostumbra a equivocarse demasiado a menudo, que reflexione", dijo.Josep Lluís Carod atribuyó la resonancia que tuvo su propuesta de no apoyar Madrid 2012 a que "los sectores más reaccionarios y españolistas" le han tomado como cabeza de turco. "Antes la tomaban con Arzalluz; después fue Ibarretxe, y por lo que parece desde hace un año me toca a mi", dijo.

A ello añadió que no tiene nada en contra de Madrid "ni contra las aspiraciones legítimas de Madrid de hacer unos Juegos Olímpicos. Para ratificar esa afirmación recordó que el 14 de marzo dedicó el éxito electoral de ERC "al Madrid ciudadano, popular, abierto y progresista", que es la continuación del Madrid "de tradición civil, demócrata y republicana", contrapuesto al Madrid centralista.

La otra cara de este asunto es que los llamamientos a boicotear al cava catalán lanzados en Madrid como respuesta a Carod han preocupado seriamente al sector. El presidente de la patronal Cecot, Eusebi Cima, aseguró ayer que las palabras de Carod contra Madrid 2012 han perjudicado ya las ventas de cava. Una empresa del Penedès afirma haber perdido una venta de 80.000 botellas. Y Cima afirmó: "Ayer estuve en Madrid y lo he podido ver. Hay enfado y rechazo a las declaraciones que se han hecho. El sentimiento que hay ahora hacia Cataluña no tiene nada que ver con el que había antes, eso se nota. Aunque ahora se haya pedido disculpas, el daño ya está hecho".

En Madrid, el vicepresidente primero del gobierno regional, Ignacio González, calificó como "falsas de toda falsedad" las declaraciones del dirigente de ERC y consejero de Comercio del Gobierno catalán, Josep Huguet, en las que sostenía que la presidenta Esperanza Aguirre estaba en los orígenes de la campaña contra el cava. "Nosotros somos firmes dedefensores de todo lo español, incluido el cava".

González se congratuló por la rectificación de Carod y aseguró que el gobierno regional no quiere entrar ni va a entrar en ninguna confrontación con Cataluña. "Anoche brindamos con cava catalán en una cena del PP", aseguró.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de diciembre de 2004