Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Solbes admite que la economía crecerá menos por el petróleo y el déficit exterior

El nuevo Programa de Estabilidad rebaja al 2,6% y al 2,9% la previsión para 2004 y 2005

El crecimiento económico se resentirá dos décimas en 2004 y una el año que viene debido al encarecimiento del petróleo y al déficit exterior. El producto interior bruto (PIB) crecerá un 2,6% en 2004 y un 2,9% el año que viene, según anunció ayer el ministro de Economía, Pedro Solbes. El descenso obedece a la previsión de Bruselas sobre el precio del crudo para 2005 (45 dólares por barril) y al creciente deterioro del saldo exterior, que ahora resta dos puntos al crecimiento. Esta revisión a la baja se incluirá en el nuevo Programa de Estabilidad que el Gobierno remitirá a Bruselas.

El ministro de Economía convirtió ayer en oficial lo que llevaban varios meses sugiriendo los expertos y el propio Gobierno había admitido: la evolución del precio del petróleo lastrará los datos de crecimiento económico. Pedro Solbes va a corregir a la baja las cifras previstas para este año y el próximo.

En 2005, el PIB español avanzará un 2,9%, una décima menos de lo esperado. Las nuevas cifras, que aprobará esta semana la Comisión Delegada de Asuntos Económicos del Ejecutivo para ser remitidas al Consejo de Ministros el próximo viernes, se enviarán a Bruselas antes de final de año como revisión del Programa de Estabilidad.

El ministro quiso dejar claro que ese deslizamiento de una décima obedece exclusivamente a las previsiones que maneja Bruselas sobre el precio del petróleo -se encareció un 70% entre enero y octubre de este año- y que recomienda a los Estados asumir. La Comisión Europea vislumbra un barril de crudo a 45 dólares el año próximo, frente a los 33,5 con que están elaborados los Presupuestos de 2005. Los expertos estiman que por cada 10 dólares de incremento en el petróleo el crecimiento se resiente una décima, por lo que la nueva cifra es una traslación de este razonamiento.

Pero Solbes se mostró incrédulo respecto a la previsión de Bruselas. "No creo que se sitúe en 45 dólares", señaló tras su intervención en el pleno del Senado dedicado al Presupuesto para 2005. "El 3% sigue siendo realizable", aseguró ante la Cámara alta. El ministro considera que el descenso del petróleo observado en las últimas semanas induce a pensar en un nivel más moderado para 2005.

La revisión de las cuentas también afectará a este año. El crecimiento en 2004 se limitará al 2,6% registrado en los dos últimos trimestres frente al 2,8% oficial. En este caso, en línea con lo observado en los últimos datos, el empeoramiento es achacable al sector exterior, que en la actualidad resta dos puntos al crecimiento. La brecha entre importaciones y exportaciones provoca esos desequilibrios en el crecimiento que, de otro modo, sería más elevado. "Nos movemos en un entorno internacional que evidentemente nos afecta", argumentó Solbes.

Con esos nuevos supuestos, el Gobierno enviará a la Comisión Europea un Programa de Estabilidad diferente para el periodo 2003-2007. Todos los Gobiernos comunitarios están obligados a remitir anualmente a Bruselas esta previsión sobre su crecimiento económico. Así, el Ejecutivo incluirá tres modificaciones respecto al documento anterior: la de 2003, cuyo crecimiento ha sido revisado recientemente al alza (del 2,4% al 2,5%); la del año 2004 (del 2,8% al 2,6%) y la del año 2005 (del 3% al 2,9%).

Saldo inferior

Otro cambio en el cierre de este año, en este caso para mejor, será el del déficit. El Gobierno anunció que con las herencias asumidas y los ajustes realizados, la Administración central (no incluye comunidades, ayuntamientos ni Seguridad Social) arrojaría un déficit del 1,8%, dato que quedaría compensado con la Seguridad Social hasta niveles cercanos al medio punto de desequilibrio. A la vista de cómo evolucionan los ingresos del Estado, esa cifra será "sustancialmente inferior" a lo anunciado, avanzó el ministro.

En este contexto de desaceleración, la economía de la zona de la OCDE, organización que aglutina a las 30 economías más desarrolladas del mundo, creció un 0,6% en el tercer trimestre respecto al anterior, con lo que el crecimiento intearanual se situó en el 3,3%, medio punto inferior a la cifra registrada en el segundo trimestre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de diciembre de 2004