Reportaje:

Música para construir un futuro

Un coro de niños de Ruanda y Uganda recorre España para conseguir fondos con los que levantar escuelas en África

Niños africanos que han visto morir a sus padres, que han sido separados de sus hermanos, víctimas de la dictadura, de las guerras internas, del hambre, del sida... Son sólo algunas de las notas comunes de los 24 chicos del coro de la fundación Música para Salvar Vidas, que estarán hoy en Torrelodones. Su objetivo: recaudar fondos con los que hacer de África un continente más habitable para los niños.

Estos chicos de entre 8 y 12 años, procedentes de Ruanda y Uganda, están de gira por España desde hace dos meses. Han llevado su arte, canciones típicas africanas y sus bailes, a lugares como Pamplona, Jaca o Valladolid, hasta Cádiz, Sevilla o Jaén. Con sus últimas actuaciones esperan conseguir más recursos con los que construir escuelas y centros de formación en África.

El proyecto de Música para Salvar Vidas nació hace 20 años de la mano de Ray Barnett, un hombre, que en un documental de la BBC sobre las masacres de Uganda y Ruanda, vio a unos niños cantando. Esa imagen siempre le acompañó, y creó la fundación Ray Barnett, encargada de formar coros infantiles. Sus integrantes son elegidos entre las familias africanas más desfavorecidas: los huérfanos con menos recursos. En las 17 escuelas que la fundación tiene en países como Uganda, Ruanda, Sudán o Kenia, los chicos tienen cubiertas las necesidades básicas, desde la alimentación hasta la educación. Posteriormente, son enviados por un periodo de un año y medio con familias de Inglaterra o Estados Unidos.

"Nuestro propósito es conseguir que cuando los chicos regresen lo hagan con otra visión, y otra perspectiva de la vida. Ya han visto lo que hay fuera, y ahora es cuando tienen que luchar por conseguir un futuro mejor", explica Elisabeth Michot de Jowers, la presidenta de Música para Salvar Vidas en España. La propia responsable cuenta que entre las inquietudes de estos chicos están las de ser enfermero, presidente del Gobierno, director de un orfanato o editor.

La actuación de estos jóvenes, que han actuado en el Foro Internacional de Amsterdam, en un macro espectáculo para Nelson Mandela en África del Sur, o en la cabalgata de Reyes de Madrid de 2004, está basada en la fusión del cante y el baile. En algunos casos interpretan temas a capella, o acompañados por instrumentos de percusión. Incluso se atreven con la música gospel, originaria del centro y este de África.

Gracias a Música para Salvar Vidas, varios de los niños que han formado parte de estos coros, son hoy día médicos que trabajan en África para combatir el sida. Ése es el objetivo, según Michot de Jowers: "Nos comprometemos a continuar la educación de los chicos hasta que sea capaz de ayudar a los suyos en su país". Hasta la fecha, ya han pasado por estos coros 7.000 niños. El objetivo de todos es que sean muchos más.

Música para Salvar Vidas. Hoy, en el teatro Boulevard de Torrelodones, a las 11.30. Mañana, a las 18.30 en el auditorio Antonio Machado de San Blas (Madrid). En Fuenlabrada, el sábado 18 de diciembre, a las 20.00, en la iglesia de San Esteban. Precio de las entradas: donativo mínimo de6 euros. Donativos en la cuenta de Caja Madrid 2038 2490 03 6000212062. Más información, en info@artemusique.com.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS