Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Escritores cubanos denuncian la falta de libertad en el régimen de Castro

Perseguidos por decir lo que piensan. Con motivo del Día Internacional del Escritor Encarcelado, el Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona acogió ayer el debate ¿A qué literatura tiene miedo Fidel Castro? En la charla, organizada por el PEN catalán y el Comité de Escritores Encarcelados, participaron Juan Abreu, Carlos Aguilera y Rolando Sánchez Mejías. Los tres comparten experiencia: son escritores cubanos que tuvieron que emigrar de su país para ejercer la libertad de expresión. "Fidel Castro teme al libre pensamiento. Tiene miedo a una literatura de ideas que cuestione su poder. También teme a la literatura periodística. Es el caso de Raúl Rivero, que cumple una condena de 20 años de cárcel. En Cuba hay 350 presos de conciencia en la actualidad", dijo Aguilera.

"La literatura es un acto de libertad. Lo demás son escritores domesticados. Escribir libremente es enfrentarse al orden establecido. Eso no se puede hacer hoy en Cuba. Te meten en la cárcel", añadió Abreu. Por su parte, Sánchez Mejías recordó que la censura nunca es un problema menor: "Lo que está en juego es la vida misma. Las palabras no habitan en un mundo separado. La muerte de la palabra es el fin de la vida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 16 de noviembre de 2004