Entrevista:ABU MOHAMED | Líder de las Brigadas Al Quds | NUEVA ETAPA EN ORIENTE PRÓXIMO

"Israel se equivoca si piensa que la muerte de Arafat va a afectar a la resistencia"

Abu Mohamed es su nombre de guerra. No alcanza los 40 años y es el jefe de las Brigadas Al Quds, la milicia armada de la Yihad Islámica, uno de los grupos que ejecutan atentados suicidas en Israel. "Es nuestra arma más peligrosa", asegura. Un día después de la muerte del líder palestino, Yasir Arafat, ya entrada la noche, baja apresuradamente de un coche y se adentra en una vivienda de un campo de refugiados de la franja de Gaza, donde recibe a EL PAÍS.

Está desde hace años en el punto de mira del Ejército israelí. Su casa fue demolida. Ha padecido la cárcel e intento de asesinato. Vive a salto de mata. Siempre escondido. Imperturbable y sonriente, rechaza comprometerse, pero sugiere que sus jóvenes milicianos se mantendrán en calma durante algún tiempo.

"Mientras no logremos la liberación, nuestra lucha no va a detenerse"
Más información
Milicianos palestinos intentan asesinar al principal candidato a suceder a Arafat

"Reconocemos que la coyuntura actual es especial. Pero no vamos a dar respiro a los israelíes. Ellos tampoco lo hacen", señala. A juicio de Abu Mohamed, la muerte del símbolo de la lucha palestina en París no modifica sustancialmente la situación.

"Nuestra guerra con Israel no depende de ninguna persona. Somos un pueblo ocupado y mientras no logremos la liberación, nuestra lucha no va a detenerse. Se equivocan los sionistas si piensan que la muerte de Arafat va a afectar negativamente a la resistencia".

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

"La convicción de Yihad Islámica es que toda Palestina, incluido el Estado de Israel, es tierra ocupada". Bajo esta premisa, Abu Mohamed concede que si Israel acatara la resolución 242 de Naciones Unidas y se fundara un Estado con capital en Jerusalén Este, "podría aceptarse una tregua de la resistencia", aunque nunca definitiva. Por supuesto, no es una tesitura que vislumbre a medio plazo. Mientras, sus resistentes prosiguen con sus misiones habituales.

"Tenemos objetivos fijos, que son los soldados israelíes y los asentamientos judíos. Les atacamos siempre que podemos. Patrullamos por todos los rincones de Gaza las 24 horas del día tratando de observar lo que sucede en el territorio de Israel: las concentraciones de militares o de vehículos blindados".

Y añade: "También seguimos entrenando a los milicianos y tratando de desarrollar las armas que tenemos para salvar la enorme diferencia de fuerzas respecto a Israel. Sabemos que no hay punto de comparación. Pero la confianza en Dios es más fuerte que cualquiera de sus armas. Los judíos de ninguna manera quieren perder la vida. Eso les hace cobardes. Con nosotros es diferente".

¿Cuántos y quiénes son estos resistentes? "Somos cientos. Tenemos las puertas abiertas para que ingresen nuevos milicianos dispuestos a sacrificarse por la causa palestina. Pero los seleccionamos cuidadosamente. A todos les proporcionamos adiestramiento y muchos permanecen en la reserva", asegura Abu Mohamed, vestido el sábado al estilo occidental.

"Deben ser musulmanes practicantes y gozar del respeto de la sociedad. Luego, según la capacidad de cada uno, les asignamos una función concreta. Sólo tenemos voluntarios. No nos importa cuánta gente nos apoye. Nuestro interés es que quienes se unan a nosotros estén convencidos de la estrategia que aplicamos. Han venido personas desde Egipto que se han convertido en mártires de las brigadas". No escasean los veinteañeros prestos al suicido.

Abu Mohamed los llama "objetivos variables". "Según la coyuntura, empleamos los atentados suicidas en Israel porque ellos saben que están ocupando nuestra tierra. Las leyes internacionales legitiman la resistencia frente a la ocupación. Utilizan todos los medios de que disponen para destruir al pueblo palestino. Nuestra guerra es contra la ocupación. Por eso no atacamos a los judíos fuera de Palestina. Ésta es nuestra línea roja".

Yihad Islámica no sólo está firmemente convencida de que la razón y la legalidad internacional están de su parte. También sostiene el líder de las Brigadas Al Quds que su estrategia cosecha resultados: "Israel no se retira ni un solo centímetro si no es por la presión de la resistencia. No nos detendremos hasta conseguir la liberación de todos los territorios palestinos. La táctica del primer ministro Ariel Sharon de retirarse de Gaza para apropiarse con buena parte de Cisjordania no va a dar frutos".

Su lucha, como la del Movimiento de Resistencia Islámica (Hamás), "un partido hermano", es a muy largo plazo. Abu Mohamed opina que Yihad Islámica nació para llenar un vacío en el mundo árabe, cuando en los últimos años de la década de los setenta "no había ningún partido u organización que se enfrentara a la ocupación con una visión amplia". Y, a diferencia de Hamás, ha sido históricamente algo más dependiente de la financiación y ayuda de otros países. "Ahora no tenemos", apunta el líder fundamentalista, "una financiación continua de otros Estados árabes. Si nos la conceden, muy bien. Donde haya musulmanes podemos conseguir dinero".

Milicianos palestinos se manifiestan en Gaza tras la muerte de Yasir Arafat.
Milicianos palestinos se manifiestan en Gaza tras la muerte de Yasir Arafat.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS