Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zarqaui intercede por la rehén británica

El grupo del jordano Abu Musab al Zarqaui, uno de los más violentos de la insurgencia y responsable del secuestro de varios occidentales, pidió anoche, en un comunicado publicado en una web islamista, la liberación de Margaret Hassan, responsable de la ONG Care Internacional en Irak, capturada en Bagdad el 19 de octubre. "Llamamos a los responsables de su secuestro a liberarla (...) no existe evidencia alguna contra ella".

El mensaje, que no ha podido ser autentificado aún, se ha dado a conocer cuando expiraba el plazo de 48 horas dado por los secuestradores, que nunca se han identificado en unas siglas, para la retirada de las tropas británicas del sur de Bagdad. Éstos habían amenazado con entregársela a Al Zarqaui.

Por otra parte, cuatro rehenes -dos libaneses, un nepalí y un filipino- fueron puestos ayer en libertad. No se han precisado las circunstancias de la liberación, ni si se pagó rescate alguno. Los dos libaneses fueron secuestrados hace dos meses por el denominado Ejército Islámico de Irak, el mismo que dice retener a los periodistas franceses, Christian Chesnot y Georges Malbrunot capturados en Latifiya el 20 de agosto cuando se dirigían a Nayaf. Algunas fuentes los situaban en algún lugar de Faluya, ciudad que las tropas estadounidenses se disponen a asaltar en cualquier momento.

Los rehenes filipino y nepalí fueron secuestrados y liberados juntos. Trabajan para la empresa de construcción saudí Satco, que ayer mismo procedió a la evacuación de ambos a sus respectivos países. Los dos hombres fueron secuestrados el lunes por la noche, junto a un estadounidense y tres iraquíes en la sede de Satco, situada en el corazón de Bagdad. Poco después, dos de los iraquíes fueron puestos en libertad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de noviembre de 2004