Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Supremo de Florida ratifica la desconexión de una mujer en coma

El Tribunal Supremo de Florida rechazó el pasado jueves una solicitud del gobernador del Estado, el republicano Jeb Bush (hermano del presidente George Bush), que pedía reconsiderar la decisión judicial que declaró inconstitucional la ley que obliga a mantener viva a una mujer en estado vegetal y entubada. La sentencia confirma la emitida en septiembre, que determinó que los legisladores estatales se excedieron en sus funciones al aprobar una ley que obligó a los médicos a conectar de nuevo a la paciente, Terri Schiavo, a un tubo que la alimenta, seis días después de que fuese desconectada a petición de su esposo.

Jeb Bush desempeñó un papel clave hace un año en la llamada ley Terri, que autorizaba al propio gobernador a ignorar la decisión del juez que había permitido desconectar a Schiavo.

La mujer está hospitalizada desde hace 14 años, tras sufrir un infarto, y los médicos consideran que se encuentra en estado vegetal y que no hay esperanzas de que se recupere.

El caso atrajo la atención del país porque el esposo, Michael Schiavo, quiere que muera con dignidad, pero los padres de ella, Robert y Mary Schindler, desean mantenerla viva. Los Schindler alegan que su hija ha dado señales de estar consciente, y creen que puede recuperarse.

Jeb Bush aún puede llevar el caso al Supremo estadounidense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de octubre de 2004