La generación de residuos peligrosos se estabiliza en 322.000 toneladas anuales

Medio Ambiente asegura que en 2002 se recicló el 47% de estos desechos tóxicos

La producción de residuos peligrosos en Euskadi se mantuvo durante el año 2002 en cerca de 322.000 toneladas, según los últimos datos que posee el Gobierno. Estas cifras confirman la superación de la barrera de las 300.000 toneladas, que ha sido el objetivo del Departamento de Medio Ambiente. El Ejecutivo se vanagloria de que en el ejercicio citado ya se recicló el 47% de estos desechos, frente al 28% que se aprovechaba en 1994. La consejería mantiene su objetivo de alcanzar el 51% de reciclaje con el horizonte del año 2006. Los ecologistas aseguran que el 20% de los residuos tóxicos ni siquiera está controlado.

Medio Ambiente ha sostenido que los primeros datos reales sobre la generación de residuos peligrosos en Euskadi corresponden al inventario elaborado sobre el ejercicio de 1998, cuando se cifraron en 286.000 toneladas. Por eso, no se tiene en cuenta el primer estudio de este tipo, fechado en 1994, cuando se hablaba de la existencia de 467.000 toneladas. El calculo se basaba entonces en proyecciones estadísticas y ahora se realiza a partir de un trabajo detallado de documentación y contabilidad, según ha afirmado el titular de la consejería, Sabin Intxaurraga.

El objetivo de Medio Ambiente ha sido estabilizar en torno a las 300.000 toneladas anuales la generación de estos desechos, que se agrupan en una veintena de productos, desde los generados por las empresas siderúrgicas, químicas o textiles a las pinturas, residuos de construcción o ropas de protección.Sin embargo, a partir del año 1999, siempre se ha superado esa cifra: 322.000 toneladas en 2000 y 320.000 en el ejercicio siguiente.

Los datos provisionales del último inventario oficial, referido a 2002, que el Gobierno está todavía ultimando, reflejan una generación cercana a las 322.000 toneladas. Esta cifra aumentaría hasta las 336.000 si se incluyen los suelos contaminados y los PCBs de los transformadores, que deben eliminarse totalmente para el año 2010. "Como se trata de algo que no se genera por la actividad industrial, sino que es una herencia del pasado, se toma más como referencia el otro dato", señala un técnico de la sociedad ambiental pública Ihobe. Tomando el dato de esos dos residuos, Vizcaya ha generado 192.000 toneladas (el 57,1% del total), 96.000 (el 28,6%) proceden de Guipúzcoa y 48.000 (el 14,3%) en Álava. El estudio de Medio Ambiente concluye que Guipúzcoa ha sido el único territorio donde ha aumentado la generación de estos desechos con respecto al recuento precedente, al pasar de 86.000 a 96.000 toneladas. Vizcaya y Álava han visto disminuidas sus cifras en torno a las 5.000 toneladas en ambos casos.

La mayor parte de estos desechos, que suponen el 4% de la basura que se genera en el País Vasco, suelen proceder del sector siderometalúrgico, que en el inventario de 2001 supusieron el 75% del total. Casi la mitad de los desechos peligrosos son importados y en su mayoría se trata de residuos de acería adquiridos para recuperar metales.

El estudio de 2002 sí concluye un avance significativo en la gestión, puesto que la valorización (el reciclaje) ha pasado del 39% del total de 2001 al 47%. La consejería asegura que este dato se sitúa muy cerca del objetivo que el Gobierno se ha marcado en su plan ambiental -que recoge 223 compromisos concretos para mejorar el medio ambiente-, que prevé para 2006 el reciclaje del 51% de los desechos peligrosos.

El plan de gestión de estos residuos, aprobado el pasado año con un horizonte hasta 2006, prevé inversiones de 80 millones de euros para mantener las infraestructuras existentes y construir otras nuevas, que serán costeadas por las empresas privadas. Entre las instalaciones que se impulsarán figuran las plantas de reciclaje de zinc, las de aprovechamiento de combustible sobrante y los centros de descontaminación de vehículos, éstos últimos ya en marcha desde este año y que sustituyen a los clásicos desguaces.

Los ecologistas mantienen sus dudas sobre las cifras oficiales. Ekologistak Martxan, la principal plataforma de los grupos verdes en Euskadi, asegura que la cifra total ronda las 386.000 toneladas y creen que un 20% ni siquiera se controla. Su último estudio citaba más de 57.000 toneladas sin una correcta gestión y que apenas 350 empresas presentan sus declaraciones anuales de residuos.

La plataforma ecologista sostiene que desechos como trapos, absorbentes, filtros o envases contaminados se mezclan habitualmente con otros residuos inertes y son depositados en vertederos y escombreras.

El Gobierno firmó en julio un acuerdo con 22 gestores de residuos peligrosos por el que las empresas se comprometen a optimizar sus emisiones y vertidos, minimizar su generación y aumentar el reciclaje.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 12 de septiembre de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50