Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La cadena Wal-Mart pedirá certificado de penales a sus trabajadores

Wal-Mart, la gran cadena de supermercados estadounidense, anunció ayer que exigirá certificado de penales a quienes opten a un puesto en la empresa, y que investigará a quienes ya están en plantilla. La compañía reacciona así a la proposición presentada el pasado julio por un legislador de Carolina del Sur, que establecía que las grandes empresas que tienen entre sus clientes a niños deben investigar la conducta de sus empleados.

La proposición se presentó tras conocerse el caso de dos empleados de Wal-Mart que fueron condenados por realizar tocamientos a niños en la tienda de la compañía en Carolina del Sur. Ambos trabajadores habían estado en la cárcel por abuso sexual. La empresa posee un largo historial de acusaciones en los tribunales, con denuncias masivas de mujeres por discriminación laboral respecto a los hombres.

La medida comenzará a aplicarse en Wal-Mart en septiembre en el Medio Oeste, y luego se extenderá a todo el territorio. Según la vicepresidenta de personal de la empresa, Sue Oliver, la idea es "interceptar a quien pueda dañar la imagen de la compañía".

Wal-Mart es el mayor empleador privado de EE UU, con 1,1 millones de trabajadores, a los que se suman otros 1,4 millones en el resto del mundo. Sus beneficios en 2002 alcanzaron 245.000 millones de dólares, un 2,5% del PIB estadounidense.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 2004