Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el 'spanglish' y surge el español globalizado

Dice que el spanglish es una ruina y un fracaso. "Hoy lo que la gente quiere es hablar bien español y hablar bien inglés, los dos idiomas", asegura Humberto López Morales, hispanista, filólogo y secretario general de la Asociación de Academias de la Lengua españolas. Morales ha llegado al congreso de Monterrey con un discurso sorprendente y fresco sobre el futuro del idioma.

"Hoy la tendencia va encaminada hacia el español globalizado", dice López Morales. Lo ha descubierto a fuerza de ver la televisión y observar el impacto de las nuevas tecnologías en el idioma. La cosa no podría ir mejor, dice. "Hoy no podrían sostener el discurso apocalíptico de la muerte del idioma ni los más tristes pesimistas".

Como prueba están las televisiones internacionales, las telenovelas y las millones de páginas hispanas en Internet. El profesor ha estudiado el fenómeno a fondo y asegura que la proliferación de canales como la Televisión Española Internacional o la CNN en español prueban que vamos encaminados a una curiosa homogeneización del idioma.

"Todos eliminan los localismos. Hay palabras que ya no se escuchan. Los blue jeans han sido naturalmente sustituidos por vaquero en todos estos canales, y hoy en la calle, en muchos países de América Latina se denomina así a los pantalones", cuenta.

El español es un negocio, y cuando los Gobiernos se den cuenta de ello, como ya han hecho las cadenas de televisión, el panorama cambiará. "Todos los culebrones han adoptado ya ese español globalizado que prescinde de los localismos, aunque en algunos casos, como en Venezuela, se permitan todavía el lujo de decir chévere, sin que eso importe mucho", añade.

Hay decisión y revisión. "Las telenovelas que fueron un éxito hace tiempo se están rehaciendo en ese español globalizado para volverse a emitir. ¿Usted sabe lo que es la publicidad que se ingresa con una telenovela de 600 capítulos? Y ninguna telenovela que se precie tiene menos de eso".

Máxima audiencia

Como la televisión por cable, que hace que programas de otros países sean de máxima audiencia en lugares lejanos. "Ocurrió con Quién sabe dónde", el programa de Lobatón, en Puerto Rico. "Era el que más se veía, y en eso la manera de hablar no fue ningún obstáculo".

Otra clave que habla de buena salud es esta anécdota: "Es tan necesario ser bilingüe hoy en Estados Unidos para conseguir un buen trabajo que en algunos casos se triplican los sueldos. En Miami se han empezado a dar clases de español para los hispanohablantes que por despiste han dejado de dominar su idioma, ¿qué le parece?". Y los políticos, ¿se enteran? "Están en otra cosa", sostiene don Humberto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 2004