Crítica:EL PAÍS | Novela negraCrítica
i

Una corona para tu entierro

Un hombre ha sido condenado a morir en la cámara de gas por un asesinato que no ha cometido. Nick Mason escucha la última voluntad del acusado: "Investigue, Mason. Lou Spencer es el hombre. Agárrelo". Nada detendrá las indagaciones a partir de ese momento: ni los gorilas con malas pulgas ni las mujeres fatales.

James Hadley Chase, cuyo nombre real era René Brabazon Raymond (1906-1985), decidió escribir novelas de misterio tras leer El cartero siempre llama dos veces, de James M. Cain. Su primer libro, No hay orquideas para Miss Blandish, escrito sin haber visitado Estados Unidos, donde se desarrolla la acción, tuvo ya un enorme éxito.

- Una corona para tu entierro, de James Hadley Chase, podrá adquirirse el martes por 1 euro al comprar EL PAÍS.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 17 de julio de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50