Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hacienda ejecutará más de 632.000 sanciones con la entrada en vigor de la Ley Tributaria

La nueva norma, que se aplica desde mañana, permitirá desatascar los casos pendientes

Un total de 632.480 expedientes sancionadores aguardan en Hacienda la entrada en vigor de la nueva Ley General Tributaria, que regirá desde mañana. La Administración paralizó hace un año esos expedientes para aplicarles la sanción más favorable una vez que se aprobara la nueva norma. La Agencia Tributaria espera desatascar estos documentos antes de final de año y, si es necesario, pondrá en marcha un plan de choque en septiembre.

La entrada en vigor de la nueva Ley Tributaria, que establece un nuevo sistema de infracciones y sanciones según la intención de defraudar, va a sobrecargar de trabajo las oficinas de Hacienda. La anterior Administración decidió paralizar las sanciones hace un año a la espera de la nueva ley, cuya aplicación estaba prevista para el pasado mes de enero. El trámite se alargó y finalmente entrará en vigor mañana, lo que ha creado un "embalse" de expedientes, en palabras del secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ángel Fernández Ordóñez, que ayer presentó las principales novedades de la ley.

La Agencia tendrá que resolver antes de final de año 632.480 documentos pendientes. El límite temporal viene determinado por una disposición transitoria de la ley, que fija ese periodo para decidir cuál es la sanción más favorable al contribuyente. Si el procedimiento no ha culminado para esa fecha, la Agencia renunciará al cobro. Por este motivo, el director de la Agencia Tributaria, Luis Pedroche, anunció ayer que, si es necesario, en septiembre se pondrá en marcha un plan de choque consistente sobre todo en aumentar las horas laborables en los centros con más carga de trabajo: Madrid, Barcelona y Valencia.

La Agencia Tributaria está preparada para dar salida a estos expedientes en el tiempo preciso, según su director. El sistema informático permite notificar 200.000 sanciones al día a los contribuyentes. Por tipos de expediente, los más numerosos son los de gestión (ejemplo, una declaración de la renta mal realizada que ha generado una deuda). Su cuantía (608.000) los convierte en los más problemáticos de finalizar a tiempo, pero las sanciones medias que les corresponden son las más bajas (500 euros), por lo que una eventual renuncia al cobro sería la menos lesiva para las arcas públicas. Sí son mucho más importantes los expedientes de aduanas (9.900, con una sanción media de 4.000 euros) y los de inspección (34.000 euros).

Texto sin reglamentos

Algunos expertos han mostrado su escepticismo ante la posibilidad de comenzar a aplicar la ley sin reglamentos, que no estarán listos al menos hasta otoño. El secretario de Estado de Hacienda intentó ayer despejar dudas sobre este aspecto y aseguró que la norma, "muy reglamentista", permite aplicarla sin desarrollo. La Ley Tributaria, que sustituye al texto actual de 1963, fue uno de los proyectos en los que se empleó a fondo el anterior Gobierno del Partido Popular. Pese a reconocer que algunos aspectos no le gustan, Fernández Ordóñez justifica la aplicación del mismo texto que diseñó el PP en la voluntad de no dilatar el proceso.

Otro aspecto que ha generado inquietud es la responsabilidad que la nueva ley otorga a las empresas sobre las deudas de sus subcontratas. Las compañías tendrán que responder del incumplimiento fiscal de sus subordinadas a no ser que el subcontratista notifique estar al corriente de sus obligaciones fiscales. Para demostrarlo se requiere un documento de la Agencia Tributaria, con validez de un año, que se expedirá para las actividades que empiecen exclusivamente a partir del 1 de julio. El certificado, que se concede en el plazo de tres días, puede solicitarse en las oficinas de la Agencia o por Internet (www.agenciatributaria.es). Para la opción electrónica es necesario el NIF del subcontratista y una de las casillas: la 84 de los modelos 390 o 392 del IVA o la casilla 03 del modelo 190 (retenciones del IRPF de los trabajadores). También hay que identificar al pagador ante quien se presenta el certificado.

Más plazo para declarar

El plazo para presentar la declaración de la renta de 2003 culmina mañana 1 de julio, fecha de entrada en vigor de la nueva Ley General Tributaria. El periodo de presentación se ha ampliado este año un día más (habitualmente concluye el 30 de junio) precisamente para hacerlo coincidir con la entrada en vigor de la nueva ley, según reconoce el Ministerio de Economía y Hacienda.

Considerar la fecha 1 de julio como referencia para las declaraciones presentadas permite englobarlas a todas bajo el paraguas de la nueva ley, sin necesidad de debatirse entre los dos textos para decidir qué legislación es la pertinente. De este modo, Hacienda se ahorra multitud de peticiones para que se les aplique la ley anterior. Al haber un nuevo texto, el contribuyente no podrá elegir acogerse a la legislación anterior, según Hacienda.

También a partir de julio, las empresas o personas que contraten o subcontraten obras o servicios en su actividad principal deberán exigir un certificado expedido por la Administración tributaria al contratista o subcontratista de que se encuentra al corriente de pago de sus obligaciones tributarias. De no hacerlo, se convertirán en responsables subsidiarios de las deudas derivadas de las obligaciones tributarias impagadas o de las retenciones no efectuadas a los trabajadores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2004

Más información