Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL SÍNDROME DE LOS APAGONES

La Junta de Andalucía expedienta a Endesa por los apagones de Sevilla

Nuevos cortes dejaron ayer sin suministro a 122.200 abonados en la provincia andaluza

La demanda de energía eléctrica en tiempo de verano marcó ayer un nuevo récord en España al alcanzar a las 13,25 los 36.700 megawatios. El fuerte tirón, impulsado por el calor que registra buena parte del país, coincidió con nuevos cortes de suministro en Andalucía. La Junta andaluza anunció ayer la apertura de un expediente a la compañía eléctrica Endesa para determinar las razones de los cortes del lunes en Sevilla, que ayer sufrió nuevas interrupciones en el suministro que afectaron a más de 122.200 abonados. Los apagones en Sevilla han vuelto a poner de manifiesto la fragilidad de la red de distribución de las eléctricas, necesitada de más inversiones.

Un día después del apagón que afectó a unos 60.000 abonados sevillanos, el Gobierno andaluz acordó abrir un expediente informativo a la compañía Endesa para determinar las razones del corte. Horas después de esta decisión, la capital andaluza volvía a sumirse en otro apagón aún mayor, que afectó a unos 89.000 clientes en la ciudad a partir de las 16.51. Al cierre de esta edición permanecían aún sin electricidad alrededor de 5.000 afectados, aunque la compañía confiaba restablecer el servicio a todos los abonados en pocas horas. Por segundo día consecutivo, la empresa activó su plan de emergencia, mientras que el Ayuntamiento de Sevilla y la Junta de Andalucía crearon sendos gabinetes de crisis para atender las urgencias.

Las altas temperaturas registradas ayer provocaron un nuevo pico máximo en la demanda de consumo eléctrico en España, que alcanzó los 36.700 megavatios a las 13.25, que superó el anterior récord registrado el lunes. Los fallos en el suministro eléctrico se repitieron durante la mañana de ayer en Sevilla -y en menor medida en otras localidades andaluzas como Algeciras (Cádiz), Dos Hermanas, Alcalá de Guadaira y Bollullos de la Mitación (Sevilla)-, aunque la situación se agravó por la tarde, tras un cortocircuito registrado en una subestación sevillana, que afectó a 89.000 abonados. La cifra de afectados en toda la provincia por distintos cortes superó ayer los 122.200 y obligó a activar por segundo día consecutivo el plan de emergencia, según Endesa.

Los efectos del corte fueron rápidamente visibles en el tráfico debido a la inactividad de numerosos semáforos, que obligaron a poner en marcha un dispositivo especial para regular la circulación en las principales calles. El apagón también afectó al pleno del Parlamento andaluz, que no se suspendió pese a ello, y al hospital Virgen Macarena, que activó su grupo electrógeno, informa Efe.

El segundo apagón de alcance vivido en Sevilla en 48 horas coincidió también con una jornada de nuevos hitos en el consumo eléctrico veraniego en Andalucía, al registrarse 6.378 megavatios a las 14.00 y 6.483 megavatios a las 16.00, por encima de los 6.312 alcanzados a las 14.00 del lunes. La empresa pidió ayer a los usuarios que "racionalicen" el consumo y que los afectados por los cortes desconectasen sus aparatos eléctricos para agilizar la recuperación de las líneas.

Desde enero de 2003, la Junta de Andalucía ha sancionado a la compañía eléctrica con 1,2 millones de euros por cortes de suministro registrados en Cádiz, Málaga y Sevilla en distintas fechas. A estas resoluciones se suman otras siete tramitadas por la Administración andaluza contra Endesa por incumplimientos en las revisiones periódicas de sus instalaciones, como exige la ley para garantizar el buen funcionamiento: las multas autonómicas desde diciembre pasado suman 1,75 millones de euros por incumplir con la revisión periódica de sus centros de transformación, subestaciones y conducciones.

La Administración andaluza ha achacado en reiteradas ocasiones a la falta de inversión de la compañía, que acapara la distribución eléctrica en Andalucía, la reiteración de cortes en el suministro. El director de Energía y Minas abundó ayer en esta queja: "No es capaz de suministrar lo que se le demanda y por eso la Junta le ha exigido un plan de inversiones".

Mala calidad del suministro

En noviembre de 2003, la Junta de Andalucía y Endesa firmaron un convenio para reducir a la mitad el tiempo medio de interrupción del suministro en Andalucía -el año pasado fue de 37,8 minutos por abonado, el 25,6% más que en 2002- mediante un plan de inversiones para mejorar su infraestructura de mil millones de euros hasta 2007.

Andalucía es la comunidad autónoma con peor calidad de suministro, según el informe del Ministerio de Economía sobre calidad de suministro eléctrico de 2003. Esto contrasta, además, con un elevado crecimiento del consumo residencial e industrial, que incrementa la demanda, según Jesús Nieto. Más de la mitad de las reclamaciones presentadas en el primer semestre por consumidores ante la Junta de Andalucía relacionadas con el consumo eléctrico obedecen a cortes en el suministro, según la Consejería de Gobernación. El portavoz del Gobierno andaluz, Enrique Cervera, también criticó ayer a la compañía por no invertir "lo suficiente en los canales de distribución". Cervera aprovechó para criticar la "política de privatizaciones" aplicada por el anterior Ejecutivo del PP.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2004