Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caixa compra el 37% de Port Aventura a NBC por 25 millones

La entidad de ahorro ya controla el 80%

La Caixa se convirtió ayer, con el 80,04% del capital, en el accionista mayoritario de Universal Mediterránea, el complejo que incluye el parque temático Port Aventura (Tarragona), tras comprar a la norteamericana NBC, accionista de Universal Studios, su participación del 37%. El importe de la operación es de 25 millones de euros, según confirmó ayer en Sitges (Barcelona) el director general del grupo industrial de La Caixa, Antoni Brufau, durante la reunión del Círculo de Economía.

Hasta ayer, la entidad financiera tenía el 43,04% del complejo, después de que en 2003 aumentara su participación, que era del 40,6% y que La Caixa valoraba en 32,12 millones de euros. El resto de accionistas del complejo son Abertis (participada por La Caixa), con el 6,3% del capital, y Anheuser Busch, con el 13,6%.

La operación "confirma el interés de La Caixa para hacer proyectos de interés en el país", declaró ayer el presidente de la primera caja española, Ricard Fornesa, quien se dijo abierto a incorporar en el futuro un posible socio para el parque. El presidente de La Caixa enfatizó que más allá de Port Aventura, el complejo incluye otros negocios y servicios, como el parque acuático Costa Caribe y los complejos hoteleros Hotel Caribe Resort, El Paso y Port Aventura, con una oferta global de 1.500 habitaciones.

En el acuerdo suscrito ayer se mantiene el contrato de licencia Universal "para más de 10 años prorrogables", según declaró Brufau, para parques temáticos, por lo que NBC mantiene su vinculación con el complejo. La gestión, sin embargo, pasa a manos de La Caixa, que mantendrá a Luis Rullán como presidente y a Mercedes de Pablo como directora general.

Port Aventura, que en su última temporada recibió más de 3,5 visitantes, con un crecimiento interanual del 6% desde 1998, obtuvo unos ingresos de 108 millones de euros en 2003, con un resultado de explotación de 20,2 millones de euros.

En 2002 arrojó unas pérdidas de 4,8 millones de euros, y el ejercicio anterior, de 4,6 millones. Antoni Brufau señaló ayer que en estos momentos las cuentas "están equilibradas [...] algo que a La Caixa ya le parece bien". "No estamos en el proyecto para ganar dinero, sino para desarrollar la zona de la Costa Dorada", apostilló.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 19 de junio de 2004