Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los libreros catalanes distinguen a Enrique de Hériz por su obra 'Mentira'

Mentira es la tercera novela de Enrique de Hériz (Barcelona, 1964), traductor y antiguo editor de Ediciones B. Publicada por Edhasa en febrero, ya ha llegado a la tercera edición gracias, en buena parte, al boca oreja y a las recomendaciones de los libreros. Si el runrún ya había empezado, ayer se sancionó con la concesión a la novela del 5º Premio Llibreter del Gremio de Libreros de Barcelona y Cataluña por su "retrato minucioso de una realidad familiar y profesional fundamentada en pequeñas mentiras", según reza el acta del jurado. Los libreros premiaron también el álbum ilustrado El último refugio / La comarca fértil, de Roberto Innocenti y J. Patrick Lewis, publicado por Fondo de Cultura Económica.

"No me gusta hacerme el pelota, pero éste es el premio que más ilusión me podía hacer", afirmó Enrique de Hériz, segundo autor en lengua castellana que lo obtiene después de Javier Cercas, que lo ganó en 2001 por Soldados de salamina. "Los dos factores que hacen que uno pueda llegar a vivir de un libro son los editores que se implican y los libreros que lo recomiendan".

Identidad

El escritor retrocedió a la idea que está en el origen de la novela: "Quería contar una historia que tuviera que ver con el hecho de que nos pasamos la vida peleando para construirnos una identidad cuando una identidad sólo queda fijada con la muerte y la vida es una cosa móvil, siempre sujeta a cambios".

"La gente tiene una gran necesidad de definirse y de saber quién es, pero cuando uno dice 'yo soy así...' en verdad está empezando a crear una leyenda". De la identidad, de esas leyendas y de las muy diversas versiones que se pueden dar sobre un mismo hecho habla Mentira, la narración a través de un entramado de historias de las vicisitudes de tres generaciones de una familia. Y sin llegar a conclusiones: "Entiendo que la novela consiste más en lanzar una pregunta que en dar una respuesta".

Sus personajes, dijo Enrique de Hériz, se encuentran "en un laberinto en busca de la verdad". Y esta misma desorientación es la que ha querido transmitir al lector: "He querido que lo que ha creído en un capítulo se convierta en duda al siguiente", señaló el autor.

El Premio Llibreter del Gremio de Libreros de Barcelona y Cataluña nació en el año 2000, cuando distinguió El último encuentro, de Sándor Márai. En los dos últimos años el galardón lo han obtenido Charles Baxter por El festín del amor y J. M. Coetzee por La edad de hierro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 18 de junio de 2004