Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Reina entrega los premios de patrimonio Europa Nostra

En un acto celebrado en el palacio de El Pardo, la reina doña Sofía entregó ayer los Premios Europa Nostra de los últimos tres años, en los que merecieron mención especial las restauraciones de la catedral de Vitoria y las de las viviendas vernáculas en el Rincón de Ademuz (Valencia).

La Federación Internacional Europa Nostra, que agrupa a más de 200 asociaciones culturales no gubernamentales de todo el continente, convoca anualmente estas distinciones que otorga un jurado internacional a proyectos de rehabilitación y protección del Patrimonio Artístico y Natural. La Asociación Hispania Nostra, cuya presidencia de honor recae en la reina doña Sofía, es la encargada de gestionar los proyectos españoles en los Premios Europa Nostra.

Los galardones de 2001, 2002 y 2003 a proyectos españoles incluyen, además de las dos menciones especiales, 3 medallas y 11 diplomas. Las primeras recayeron en la Asociación de Amigos de Sarrablo, de Sabiñánigo (Huesca), por su defensa del patrimonio de sus iglesias; en el Museo del Aceite, en San Felices de los Gallegos (Salamanca), instalado en una vieja almadraba, y en el Mercado de Colón, de Valencia, por su rehabilitación.

Medallas y diplomas

Los diplomas de los Premios de 2001 fueron para el jardín histórico El Capricho, de Madrid; la plaza de Segovia de Navalcarnero, también en Madrid; el hotel en Casa Morisca, en el Albaicín de Granada, y el Pazo de Torre do Monte, en Santa María de Iria-Padrón (A Coruña).

En 2002 fueron galardonados con diplomas el Mercado del Este de Santander y el Puente Colgante de Vizcaya. En 2003, lo fueron el monasterio cisterciense de Nuestra Señora de Rueda (Zaragoza), el eje peatonal paseo del Prado-Bailén de Madrid, el parque minero de Riotinto (Huelva), la antigua fábrica de salazón reconvertida en casa rural en Aldán-Cangas (Pontevedra) y la Enciclopedia del románico en Castilla y León.

La ministra de Cultura, Carmen Calvo, con cuyas palabras se puso fin al acto, valoró la vitalidad de los proyectos -muchos de ellos de iniciativa privada-, así como su diversidad geográfica, y aseguró que este tipo de iniciativas aportan vigor, creatividad, respeto, investigación y estudio sobre el patrimonio.

En nombre de los premiados intervinieron para agradecer los galardones Ramón Rabaneda, diputado general de Álava; Rita Barberá, alcaldesa de Valencia, y Pilar Martínez, concejala de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 9 de junio de 2004