Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Biólogos de Aranzadi constatan una importante pérdida de aves marinas en Euskadi por la 'marea negra' del 'Prestige'

Un equipo de biólogos, veterinarios y ornitólogos de la Sociedad de Ciencias Aranzadi ha comprobado "una importante regresión poblacional" de aves marinas en las costas vascas como consecuencia de la contaminación producida por el fuel del petrolero Prestige. Han llegado a esta conclusión tras realizar a lo largo de 2003 un minucioso seguimiento del halcón peregrino y el paíño europeo, dos especies "bioindicadoras de la salud medioambiental".

El estudio concluye que el impacto del chapapote sobre estas dos aves ha sido "grave" y los efectos en el ecosistema se mantendrán durante un "largo plazo", afirmó Iñigo Zuberogoitia, doctor en Ciencias Biológicas, quien recordó que "en las primeras fases de la marea negra murieron entre 115.000 y 230.000 aves marinas" en la costa norte peninsular.

El principal indicador del descenso de la población adulta del halcón peregrino y del paíño auropeo, según el informe de Aranzadi, es el incremento significativo del fracaso reproductor de estas dos especies. Zuberogoitia explicó que, de los 32 nidos de halcón controlados por los investigadores durante el año pasado, fracasaron siete puestas, pese a que es muy raro que las hembras los abandonen. La cifra de nidos abandonados en 2003 fue superior a la registrada en los ocho años anteriores. Los embriones malogrados fueron analizados en el Centro Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), donde detectaron altas concentraciones de hidrocarburo en los huevos.

La contaminación del halcón peregrino, un depredador que se ubica en la cúspide de la cadena alimenticia, permitió concluir a los investigadores que los efectos del Prestige también han llegado a la población humana, aunque no valoraron en qué medida.

El biólogo Jon Etxezarreta, que dirigió el estudio del paíño europeo, un ejemplar que se concentra en el litoral vizcaíno -en 1993 había entre 3.000 y 5.000- y que sólo acude a la costa para procrear, indicó que el éxito reproductor de esta especie descendió al 12%, cuando antes del vertido era del 65%. Agregó que tras la catástrofe ecológica la población de paíños se ha situado en "mínimos históricos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de junio de 2004