Cartas al director
i

Combatir la malaria

Respecto a dos cartas publicadas en mayo en las cuales se discute acerca de la relación entre el DDT y el aumento del número de muertes por malaria, creo que el verdadero problema radica en que la malaria es una "enfermedad de los pobres", y la mejor arma para combatirla no es otra que la concienciación social.

Puesto que, desgraciadamente, uno de los ejes que mantienen las investigaciones científicas es el dinero y sin él, por mucho que los investigadores se esfuercen, es imposible realizar

un verdadero trabajo de investigación. Pongamos un curioso ejemplo: el cáncer afecta a 10 millones de personas en el mundo, y sólo en USA se dedican alrededor de 900 millones de dólares al año en su investigación; sin embargo, la malaria afecta a 300 millones de personas (de las cuales dos millones mueren cada año); a pesar de ello, en todo el mundo apenas se dedica un millón de dólares al año en su investigación. Puede que algún día seamos capaces de darnos cuenta de que la malaria es un problema de todos, que afecta a la humanidad (en su conjunto) y no sólo al Tercer Mundo, lo difícil es determinar cuántos millones de personas morirán hasta ese día.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 21 de mayo de 2004.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50