Argentina aportará 500 soldados a la fuerza de paz de la ONU en Haití

El Gobierno argentino está dispuesto a enviar 500 efectivos a Haití para participar en la fuerza de paz que, a partir de junio, se hará cargo de la seguridad en este país caribeño, en lo que constituirá la mayor operación militar argentina desde la intervención en Kosovo. Para ello, el presidente Néstor Kirchner enviará esta semana al Congreso la petición de autorización para el traslado de las tropas después de haber recibido formalmente la solicitud de la ONU, según fuentes diplomáticas.

Se trata de la mayor operación militar en el exterior desde la participación de cascos azules argentinos en 1992 en los Balcanes e incluirá 280 hombres pertenecientes al Ejército y 220 de la Armada, además del hospital móvil de la Fuerza Aérea, con un centenar de miembros, entre médicos y personal de seguridad.

Además, se enviarán los buques de transporte y apoyo logístico Bahía San Blas y Patagonia, y una decena de camiones pesados, otros tantos vehículos menores y algunas unidades blindadas de transporte de tropas, según anticipó ayer el diario La Nación.

La fuerza de paz que desplegará la ONU será de 6.700 efectivos y reemplazará a los contingentes de Estados Unidos y Francia que se hicieron cargo del control de la violencia en Haití desde los días previos a la caída del entonces presidente, Jean-Bertrand Aristide.

Brasil, que enviará 1.200 hombres, quedará al frente de la misión internacional que operará bajo la Carta de la ONU con el mandato de imponer la paz en el país. El mandato es por seis meses y puede ser ampliado.

El ministro argentino de Defensa, José Pampuro, viajará hoy a Brasil para conversar sobre la operación con su homólogo José Viegas. Dos semanas después, los ministros de Argentina y Brasil mantendrán un encuentro en Buenos Aires, al que se sumará la ministra chilena de Defensa, Michelle Bachelet, cuyo país ya opera en Haití.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el viernes por unanimidad un mandato de seis meses para la fuerza de paz en Haití, que debe reemplazar a las tropas extranjeras desplegadas desde principios de marzo, tras el derrocamiento de Aristide.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS