Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL NUEVO GOBIERNO | Toma de posesión en los ministerios

Bono fija su prioridad en acabar con el terror y hace un llamamiento para "defender España"

El titular de Defensa jura que mientras sea ministro no habrá sindicatos en las Fuerzas Armadas

El nuevo ministro de Defensa, José Bono, estrenó ayer cargo con un apasionado discurso a favor de "defender a España de los terroristas y de los falsos patriotas". Rodeado de amigos, de dirigentes del partido y del Gobierno, de los líderes sindicales de UGT y CC OO y de miembros de la cúpula de la Conferencia Episcopal, Bono detalló sus ideas sobre el Ejército y sobre sus prioridades al frente del ministerio. "Si muero defendiendo mi país en contra de los terroristas y delincuentes, incluso en contra de aquellos falsos patriotas, entonces estaría orgulloso", señaló.

Bono estableció en su discurso posterior al traspaso de cartera de manos del anterior ministro,Federico Trillo, lo que entiende por "defender España": "Es intentar defender a los que no tienen voz, a los que no nos votan, incluso a aquellos que ocupamos cargos y luchar para sentir el orgullo de vivir en una nación que es vieja, que es justa, y que quiere que nuestros hijos el día de mañana puedan no tener que exhibir ni el Rh más que para que le hagan una transfusión, ni el color de la piel, ni la ideología de sus padres, ni las cuentas corrientes, ni siquiera a quién reza, y que recen a Cristo, a Alá o no recen a nadie. La grandeza de un país es que sepamos reconocer la rabiosa y radical igualdad de todos los seres humanos, que descubierto el genoma humano, rompe fueros".

Tras esta declaración de intenciones, Bono atacó "el tinglado ideológico de los que no quieren hablar de España". "Ese tinglado quedaría en cueros si no tuvieran una España con la que meterse. Me parece ridículo quien habla del Estado español por no mencionar a España. Ese cantante que dice haber hecho una gira por Alemania, Francia, y ahora dice que se propone hacer una gira artística por el Estado español. ¿Qué va, a cantar por los ministerios?", señaló. El ministro expresó su "máximo respeto por los Ejércitos" de los que dijo que merecen el monumento "de sentirse queridos".

El titular de Defensa valoró en su discurso la presencia en el acto de los secretarios generales de UGT, Cándido Méndez, y CC OO, José María Fidalgo. "Si no lo ve alguno, no lo cree y quiero que frecuentéis más esta casa, porque representáis al país y las Fuerzas Armadas también forman parte de este país de una manera muy singular y muy especial". De la sindicación en las Fuerzas Armadas no quiso saber nada ayer el nuevo ministro de Defensa, pese a que durante la campaña electoral, algún dirigente socialista se comprometió a impulsar la legalización de sindicatos dentro de la Guardia Civil. "Os juro que, mientras yo sea el ministro de Defensa y Rodríguez Zapatero sea el presidente de España, no habrá asociaciones sindicales en las Fuerzas Armadas, que es tanto como decirlo en la Guardia Civil, que es cuerpo armado, ya que son formas voluntarias de servir a España y que exigen que no haya merma en la obediencia".

La Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC), con 22.000 afiliados, y el Sindicato Unificado de Policía (SUP), que tiene 27.000 afiliados, lamentaron ayer las declaraciones de Bono al recordar que casaban "mal" con el programa socialista y además desprendían "un rancio sabor añejo".

El programa electoral socialista prevé la regulación del derecho de asociación profesional de los miembros de la Guardia Civil de acuerdo con la Constitución para la representación y la promoción de las condiciones profesionales de sus agentes. La AUGC y el SUP recomendaron ayer a Bono "que lea el programa de su partido y lo ponga en relación con las palabras del presidente del Gobierno de 'lo que se dice, se hace". Ambas asociaciones demandaron "ministros que cumplan las sentencias judiciales, que ya han establecido que las organizaciones profesionales son saludables para la benemérita institución".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 20 de abril de 2004