Medio Ambiente expedienta a Petronor por una fuga de miles de litros de gasoil

Miles de litros de gasoil procedentes de la refinería de Petronor, en la localidad vizcaína de Muskiz, han afectado a los ríos Cardeo y Barbadun. Este último que desemboca en la playa más utilizada en Euskadi, La Arena. El Departamento de Medio Ambiente ha abierto dos expedientes sancionadores a la petroquímica y aseguró que los vertidos estaban controlados a primera hora de la tarde de ayer. El vertido contaminante puede remontarse a siete días atrás, cuando guardas de Medio Ambiente detectaron gasoil en el río Barbadun procedente de Petronor. La empresa dijo entonces que el vertido podía deberse a la descarga de un buque.

Los guardas intensificaron la vigilancia en la zona y ayer observaron que empleados de Petronor trabajaban en una zona del río Cardeo, de dominio público, para lo que se requiere una autorización del Ejecutivo. Tras preguntar a compañía, esta admitió que trataban de recoger un vertido, cuya origen era un bolsa de gasoil "acumulada dese tiempo atrás sin conocimiento de la empresa", afirmó Medio Ambiente. En esa labor, se rompió un muro de protección y el gasoil acumulado fluyó a los dos ríos. Con camiones cisterna y otros sistemas se consiguió retener el gasoil. Petronor se enfrenta ahora a pagar el coste de los daños causados, además de una multa.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS