OFENSIVA TERRORISTA | Máxima alerta en las líneas de alta velocidad

Descubierta una bomba del mismo explosivo del 11-M en las vías del AVE Madrid-Sevilla

Los terroristas huyeron de forma precipitada al detectar la llegada de unos operarios de Renfe

Un grupo terrorista intentó ayer volar un tren AVE de la línea Madrid-Sevilla a su paso por la localidad de Mocejón, a unos 20 kilómetros de la capital toledana. El atentado quedó frustrado cuando un trabajador de Renfe descubrió un artefacto de unos 12 kilos de Goma 2 ECO (un explosivo igual al utilizado en los atentados contra los trenes del 11-M). La bomba iba a ser activada manualmente mediante un cable eléctrico de 136 metros. La investigación indica que los terroristas se vieron obligados a huir de forma precipitada al detectar la llegada de una patrulla de vigilancia. Eso explica que al artefacto le faltase el mecanismo iniciador. Según fuentes policiales, los indicios apuntan a que los autores del intento pueden ser terroristas islamistas.

El Ejército ayudará a las fuerzas de seguridad en la vigilancia de las vías férreas
Más información
Amenaza contra todos los intereses españoles en el norte de África
Ingresa en prisión un albañil que trabajaba en la casa de Chinchón
La policía y la Guardia Civil sospechan que Al Qaeda intentará nuevos atentados
Un documento atribuido a Al Qaeda celebra el ataque del 11-M
El corte del AVE afecta a más de 15.000 viajeros en el primer día de 'operación salida'
Restablecido el tráfico en la línea del AVE Madrid-Sevilla tras ser inspeccionadas las vías
Un soldado muerto y cuatro heridos al arrollar un tren a un vehículo militar en Zaragoza

El artefacto fue localizado sobre las 11.00 por un operario de Renfe, en el punto kilométrico 61,200 de la vía. Estaba compuesto por 12 kilos de explosivo y 136 metros de cable conectado a un detonador. Según explicó ayer el ministro del Interior en funciones, Ángel Acebes, sólo faltaba colocarle un iniciador, posiblemente eléctrico, para activar la bomba.

La bolsa de plástico, de un centro comercial, que contenía el explosivo estaba en el hueco que forman ambos raíles. Estaba seca y los cables completamente nuevos, lo que hace suponer a los investigadores que la bomba llevaba poco tiempo colocada (la Guardia Civil y vigilantes de Renfe pasaron por ese lugar sobre las 7.30). Además, los terroristas debieron ver que se aproximaba un operario, por lo que huyeron abandonando el artefacto, según la tesis de Acebes.

En muchos tramos del vallado de esta línea férrea hay sensores anti-intrusos, que permiten detectar la presencia de personas o animales, pero no ocurría así en el punto donde estaba el explosivo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Los investigadores sospechan que los terroristas llegaron al descampado en un coche que dejaron aparcado en la carretera Mocejón-Algodor. Exactamente encima del lugar donde estaba depositada la bomba hay un puente que sobrevuela la vía férrea. Los encargados del caso creen que los terroristas descendieron por el talud de tierra que rodea el puente y así llegaron hasta las vías, tras saltar la alambrada. La Guardia Civil ha descubierto unas marcas en un poste cercano, sin poder precisar si fue hecha por los terroristas en las labores de preparación del atentado o si se trata de señales realizadas por los obreros de Renfe.

El hallazgo de la bomba obligó a paralizar todo el tráfico en la línea del AVE. Los primeros en acudir a la llamada del vigilante fue una patrulla de la Guardia Civil, que requirió la presencia de los grupos especiales en desac-tivación de explosivos (Gedex) del instituto armado.

12 kilos de carga

La carga explosiva estaba compuesta por 12 kilos de goma 2 ECO y un detonador "muy similar" al empleado para activar las mochilas bomba del 11-M, según comprobaron los artificieros. Además, cada una de las mochilas-bomba llevaba una carga similar en peso. El ministro del Interior en funciones mantuvo ayer todas las reservas sobre la posible autoría de este atentado frustado, pero el hecho de que sea el mismo explosivo y un detonador similar apunta a que en ambos casos se trata de la misma organización terrorista, supuestamente el Grupo Islamista Combatiente Marroquí.

Los explosivos utilizados en el 11-M (unos 100 kilos) fueron sustraídos en una mina de la comarca de Tineo (Asturias), aunque la Comisaría General de Información no ha logrado determinar aún en cuál de ellas. Un ex minero asturiano ha sido encarcelado por el juez Juan del Olmo, acusado de ser quien facilitó la dinamita.

El artefacto fue trasladado a los laboratorios de Criminalística en la sede central de la Guardia Civil, en la madrileña calle de Guzmán el Bueno, donde estaba siendo analizado. El hallazgo de la bomba en la línea del AVE motivó que una decena de trenes de alta velocidad quedaran estacionados en diversos puntos de la línea, así como otros convoyes que utilizan esas vías, como un Talgo Málaga-Madrid. Los pasajeros fueron trasladados en autocares hasta sus puntos de destino.

El hallazgo de esta bomba, justo 21 días después de la matanza del 11-M, supuso la reunión de un gabinete de crisis en el Ministerio del Interior, integrado por el titular de esta cartera, el ministro de Defensa, Federico Trillo; los máximos responsables de ambos departamentos, incluidos los jefes militares, y Renfe. Éstos decidieron que la Guardia Civil supervisara kilómetro a kilómetro toda la línea del AVE, en busca de más bombas. Esto supondrá que el servicio entre Madrid y Sevilla estará interrumpido como mínimo hasta hoy por la mañana. "Salvo que se detecte un factor de riesgo o de falta de seguridad, el resto de líneas seguirá funcionando. Si hubiera cambios, Renfe lo comunicaría oportunamente", explicó Acebes.

Además, las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado controlarán todas las vías importantes y prioritarias de Renfe en todo el territorio español. El Ejército, el instituto armado, el Cuerpo Nacional de Policía, los Mossos d´Esquadra y los propios vigilantes de Renfe se sumarán a la vigilancia de los "puntos más sensibles", según Acebes. Estos efectivos dispondrán de 45 helicópteros, perros policía, vehículos todoterreno, coches blindados, vagonetas de la compañía ferroviaria, trenes exploradores y plataformas de reconocimiento. A estas operaciones se han sumado "todos los efectivos disponibles", cuyo número exacto no fue concretado por el ministro. "También tenemos garantizados los relevos", mantuvo Acebes.

"Hemos adoptado todas las medidas de control y seguridad para garantizar la seguridad de los pasajeros", explicó el ministro en funciones. "Estas medidas suponen un reforzamiento del plan de lucha contra el terrorismo puesto en marcha tras los atentados del 11-M".

Guardias civiles y operarios de Renfe, junto a las vías del AVE Madrid-Sevilla donde fue hallada la bomba.
Guardias civiles y operarios de Renfe, junto a las vías del AVE Madrid-Sevilla donde fue hallada la bomba.EFE

Sobre la firma

F. Javier Barroso

Es redactor de la sección de Madrid de EL PAÍS, a la que llegó en 1994. También ha colaborado en la SER y en Onda Madrid. Ha sido tertuliano en TVE, Telemadrid y Cuatro, entre otros medios. Licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid, está especializado en Sucesos y Tribunales. Además, es abogado y criminólogo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS