Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sanidad dice que el banco de células madre embrionarias de Valencia "no corre peligro" con el cambio político

El banco de líneas celulares -entidad encargada de almacenar, conservar, preparar y suministrar las células madre de embriones sobrantes a los investigadores- que la Comunidad Valenciana aspira albergar "no corre peligro" con el cambio de Gobierno, según anunciaron a este diario fuentes de la Consejería de Sanidad. En una visita a principios de mes, el respondable del Centro Nacional de Trasplantes y Medicina Regenerativa (CNTMR), Rafael Matesanz, anunció en Valencia que el banco nacional de células no necesariamente tendría un único emplazamiento y que Valencia contaba con muchas posibilidades de acoger una de sus sedes. De hecho, el departamento que dirige Vicente Rambla había trabajado intensamente con el Ministerio de Sanidad no sólo para albergar el banco, sino para dotar al Centro Superior en Alta Tecnología, especializado en investigación biomédica y trasplantes, que se está constuyendo en Valencia, de una relación privilegiada con el CNTMR. Matesanz llegó a comentar que junto a Cataluña, el centro de Valencia "cuenta con todas las probabilidades de desarrollar una de las unidades más importantes, si no la más, de investigación en España", sin aludir a Andalucía. Ayer, desde la Consejería de Sanidad, señalaron con rotundidad que habrá un banco de células y que se está negociando con el ministerio en funciones para que sea una realidad.

Mientras, la diputada socialista María José Mendoza destacó la apuesta "sin paliativos" del programa electoral del PSOE por la investigación en células madre, por lo que "se impulsará la investigación en todos los territorios". De esta forma, la Comunidad Valenciana, señaló, no será ajena a ello, ya que cuenta con una especial potencialidad en este campo no sólo por la "materia prima" -los embriones que tiene el Institiuto Valenciano de Infertilidad-, sino, además del futuro centro de biomedicina, la capacidad de los investigadores de las universidades valencianas, o los centros ligados al CSI. Mendoza destacó que, frente al modelo del PP, se apoyará la investigación "sin marginar a ninguna comunidad autónoma, como se ha hecho con Andalucía". "No habrá enfrentamientos por esta cuestión", comentó la diputada del PSPV, quien recordó el frenazo que se le impuso a Bernat Soria en las investigaciones que realizaba en la Universidad Miguel Hernández por parte del Consell, pero también por parte del ministerio de Sanidad a través de Rubén Moreno, ahora al frente del futuro centro de biomedicina valenciano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 23 de marzo de 2004