Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 2004 | FALTAN 10 DÍAS

El PP rescata el pasado del PSOE para menospreciar a Zapatero

En la sexta jornada de campaña, el PP se afanó en ningunear a José Luis Rodríguez Zapatero y recuperar el pasado más negro de los gobiernos socialistas. El presidente que se va, José María Aznar, y el candidato a sucederle, Mariano Rajoy, se empeñaron ayer en menospreciar con palabras al candidato socialista.

El presidente del Gobierno arremetió así en Ceuta contra Zapatero: "No voy a hacer lo que hacen algunos: dedicarse a insultar y hacer ejercicios de rencor y odio, pero sí quiero decir que de los cuatro y medio [líderes del PSOE] que he conocido, el más insolvente de todos es el de ahora, pero vamos, sin la menor duda".

Rajoy le siguió en el ataque al cuestionar "la personalidad, la firmeza y el criterio" de su principal adversario electoral: "El famoso Zetape dice 'no mentirás, no robarás'; pero, oiga, y cuando él estuvo sentado en el Congreso de los Diputados gobernando su partido entre los años 86 y 96 ¿por qué no dijo entonces no robarás? ¿por qué lo dice ahora?".

Aznar: "De los cuatro líderes del PSOE que he conocido, el más insolvente es el de ahora"

Rubalcaba: "El provocador Aznar, a quien sigue su pupilo Rajoy, no nos va a encontrar en el ring"

Rajoy: "El famoso 'zetapé' dice no robarás. ¿Por qué no lo dijo cuando gobernaba su partido?"

LA EXIGENCIA DE RAJOY
"Desautorizar a González"

El candidato remachó su invectiva contra Zapatero con una reclamación al dirigente socialista: "Le exijo, aunque se que no es capaz, porque manda tanto en su partido como [Juan Carlos] Rodríguez Ibarra en Portugal, que desautorice a Felipe González por cuestionar la operación de la Guardia Civil contra ETA".

Rajoy y Aznar insistieron ayer en que una victoria socialista amenaza la unidad de España porque el PSOE pactará con un grupo de partidos nacionalistas que ambicionan la independencia de las autonomías donde gobiernan. Hasta ese punto llegó el director de campaña del PP, José Gabriel Elorriaga, y anduvo unos pasos más: "El PSOE está promoviendo en algunas partes de España que se modifique el Pacto Antiterrorista para permitir la negociación política con ETA, que es la única manera que tiene de amparar lo que ha hecho Esquerra Republicana".

Y Rodrigo Rato pasó de la corrupción a los GAL: "No quiero adentrarme en recordar qué hacía el Gobierno del partido socialista con la policía porque es innecesario".

Contestó a todos el dirigente socialista Alfredo Pérez Rubalcaba: "El provocador Aznar, a quien sigue dócilmente su pupilo Rajoy, no nos va a encontrar en el ring, sino en los debates públicos ante los ciudadanos. No nos van a encontrar en el terreno de los golpes bajos, sino en el de las ideas, los proyectos y las convicciones".

Mientras llovían los insultos sobre Zapatero, éste precisaba en Alcobendas (Madrid) su plan de choque para facilitar el acceso a la vivienda, imposible ahora para la mayoría de los ciudadanos por el incremento incesante de los precios en los últimos años. El dirigente socialista prometió, entre otras medidas, impulsar la construcción de 90.000 viviendas al año a un precio máximo de 96.000 euros.

EL GOBIERNO DE ZAPATERO
Alianza con la paz

Zapatero habló ayer esperanzado de su próxima llegada al Gobierno, necesaria para "cambiar las prácticas del Partido Popular". El candidato socialista anunció su alianza con los postulados del senador estadounidense John Kerry, candidato demócrata, una "alianza por la paz", en contraposición con la alianza por la guerra que el Gobierno de José María Aznar selló con George W. Bush. Zapatero insistió ayer en que si saca un voto menos que el PP en las próximas elecciones ejercerá la oposición "durante el tiempo que dure la legislatura".

A Gaspar Llamazares, coordinador general de IU, esta idea que Zapatero repite machaconamente le aterra y ayer, con el encabezamiento de "querido amigo", le expresó así sus quejas: "Querido amigo, ¿cuál es la razón para que los ciudadanos valgan para hacer oposición de izquierda pero sean abandonados en campaña electoral? ¿Para hacer una oposición de izquierdas pero que en campaña sea de centro? ¿Cuáles son los motivos para que estos días algunos compañeros, que son fantasmas del pasado y vampiros de la izquierda que quieren sacar la sangre roja a la izquierda para languidecer por la noche, llamen a votantes de izquierda para que se traicionen a sí mismos y voten a quien no quieren votar?".

En Cataluña, Josep Lluís Carod Rovira, al que todos los días dedica el PP un amplio espacio en su estrategia electoral, propuso a los catalanes "de derechas y conservadores" que voten a CiU en vez de a los populares. Y anunció que su partido apoyaría desde fuera un Gobierno en el que estuviera el PSOE y CiU.

Hoy los ánimos de unos y otros se llenarán de esperanzas de éxito o de temores al fracaso cuando conozcan la opinión de los 24.000 españoles encuestados por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) sobre sus intenciones de voto.

El PSOE ya ha alertado de una manipulación de los datos, de la que culpa al Gobierno del PP, para anunciar a la opinión pública una victoria de Rajoy por siete puntos. Los socialistas se preparan para una jornada de desánimo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 4 de marzo de 2004