Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ETA IRRUMPE EN LA CAMPAÑA ELECTORAL

ETB tuvo el mensaje el martes

El 'lehendakari' Ibarretxe fue informado por el director general de la televisión vasca y ayer por la mañana telefoneó a Maragall y Mas para advertirles

El comunicado de ETA llegó a la sede de EITB, la radiotelevisión pública vasca, en la noche del martes. El consejo de administración, que preside el director general, Andoni Ortuzar estaba reunido para decidir cuestiones relacionadas con la campaña del 14 de marzo.

El contenido del mensaje de ETA estaba grabado en vídeo. El lehendakari, Juan José Ibarretxe, fue informado en la misma noche del martes por el máximo responsable del ente público. El miércoles por la mañana se puso al habla, a primera hora, con el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y el líder de CiU, Artur Mas, a los que informó del contenido del comunicado y de que éste sería difundido en los informativos vascos de las dos de la tarde, informan Isabel Martínez y Aitor Guenaga.

Además de la radiotelevisión vasca, la emisora Herri Irratia (Radio Popular), propiedad de la Iglesia, y los diarios Berria y Gara tuvieron el comunicado. El rumor circulaba desde primera hora de la mañana por los circuitos políticos e informativos del País Vasco, Cataluña y Madrid.

Una primera noticia de la agencia Europa Press, fechada en Bilbao a las 11.47 de la mañana, dio credibilidad al rumor, ya insistente. Pese a la presión informativa, Ortuzar optó por mantener la hora anunciada de difusión, las 14 horas.

En el vídeo difundido por la televisión vasca leen el comunicado, en euskera y castellano, dos encapuchados con el fondo de la ikurriña y la bandera de Navarra y la bandera de los independentistas catalanes sobre una mesa. Algunos de los pasajes leídos por los terroristas no coinciden exactamente con el texto del comunicado remitido por escrito a otros medios.

Poco antes del mediodía, Maragall había reunido en el Parlamento catalán a los líderes de todos los partidos representados en la Cámara. Antes, había hablado con Artur Mas, de CiU. En la reunión oficial participaron Mas, Josep Lluís Carod-Rovira (ERC), Josep Piqué (PP) y Joan Saura (ICV-EUiA). Maragall planteó la redacción de un comunicado conjunto.

Tras el anuncio de Radio Euskadi, el presidente del Gobierno fue informado de la existencia del comunicado en Archena (Murcia), donde iba a presidir el inicio de las obras del trasvase del Ebro incluidas en el Plan Hidrológico Nacional. Fuentes de la presidencia informaron que José María Aznar esperaría a conocer el texto para pronunciarse. La dirección del PSOE también anunció que José Luis Rodríguez Zapatero hablaría después de conocer el texto de ETA.

No tuvo tantos escrúpulos el presidente de la Junta de Extremadura, Juan Carlos Rodríguez Ibarra. Poco después del mediodía, recomendó a Maragall la expulsión del Gobierno de la Generalitat del "partido que ha negociado esa tregua", es decir, ERC.

El presidente del Gobierno vasco, Juan José Ibarretxe, fue el primero en pronunciarse. El lehendakari hizo una declaración desde Ajuria Enea en la que tachó el comunicado de "inmoral" y "nausebundo" y acusó a los terroristas de favorecer los intereses electorales del PP.

Llamadas telefónicas

Para entonces, Aznar y Maragall habían hablado por teléfono. Maragall telefoneó al presidente del Gobierno, pero éste no pudo atender la llamada. Más tarde, se la devolvió y le adelantó el contenido de la declaración que iba a hacer a primera hora de la tarde. También Rodríguez Zapatero mantuvo una conversación telefónica con Maragall.

Poco antes de las dos y media hizo una declaración el candidato del PP a la presidencia del Gobierno. Desde la sede central del partido, Mariano Rajoy exigió al PSOE, "con base en el espíritu y la letra del Pacto por las Libertades y el Terrorismo" firmado en 2000 que rompa el pacto de Gobierno con ERC en Cataluña.

Sólo después de la intervención de Rajoy se pronunció públicamente Zapatero, desde la sede del PSOE. El secretario general advirtió que el comunicado de ETA "debe tener consecuencias políticas o bien en ERC, o en el gobierno de Cataluña". Zapatero acusó al PP de hacer un "uso electoral" del anuncio de la organización terrorista, hecho que consideró insólito.

Tras el intento frustrado de comunicado conjunto, Maragall manifestó desde el Parlamento de Cataluña repugnancia e indignación ante el anunció de ETA y se pronunció por "desactivar todos juntos el mensaje bomba que ETA ha enviado contra Cataluña y contra la convivencia de todos los pueblos de España".

Conocido el comunicado de ETA, Aznar se pronunció desde la base de San Javier, en Murcia, desde donde regresó a Madrid. Exigió que ERC "destituya inmediatamente" a su líder, Josep Lluís Carod-Rovira, y abundó en la idea de que el pacto de gobierno del PSOE con el partido republicano es contrario al pacto antiterrorista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de febrero de 2004