Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Junta de Andalucía alcanza un acuerdo para importar células embrionarias de Suecia

El Instituto Karolinska de Estocolmo cede gratis a Bernat Soria sus líneas celulares

En un nuevo requiebro a la norma, el consejero andaluz de Salud, Francisco Vallejo, anunció ayer en Granada que Bernat Soria ha alcanzado un acuerdo con el Instituto Karolinska de Estocolmo para importar células madre embrionarias. Con el acuerdo, los investigadores podrán investigar en Andalucía en febrero, sin esperar al banco de células madre de Granada, que no producirá líneas celulares hasta 2005. La ley impide la importación de células embrionarias y que se pague por ellas, pero Suecia está dentro de la Unión Europea y el Instituto Karolinska es público. La Junta de Andalucía sólo pagará el transporte. Vallejo afirmó que con el acuerdo quiere presionar al Gobierno para que desarrolle la ley estatal.

La Junta de Andalucía se encontraba con un problema para investigar con células embrionarias., más allá de que el Tribunal Constitucional ha suspendido la ley andaluza. El problema es que el banco de células madre que hoy presenta Vallejo no producirá líneas celulares hasta 2005 y la ley impide importar células embrionarias o pagar por ellas. La ley de reproducción asistida señala que será una infracción muy grave "comerciar con preembriones o con sus células, así como su importación o exportación".

Para evitarlo, Bernat Soria ha contactado con el Instituto Karolinska, en Estocolmo, que actualmente es el único banco público de células madre del mundo. El Reino Unido prepara su propio banco, pero aún no produce líneas celulares. Vallejo explicó que Soria ha conseguido acceso gratuito a las líneas celulares del banco sueco. La Junta salva así el escollo legal, porque Suecia está en la UE y porque no pagará por la importación.

Además del banco sueco, existen dos empresas privadas que suministran células madre. En la práctica, los investigadores tienen acceso a siete líneas celulares controladas por las dos empresas. Las compañías obligan a firmar compromisos de confidencialidad que limitan las posibilidades de publicación y propiedad intelectual de los resultados obtenidos.

Por eso Vallejo resaltó que el acuerdo sea con un centro público y confió en que el banco de Granada produzca líneas celulares en un año. El consejero andaluz afirmó que el acuerdo y la presentación del banco de células madre presionan al Gobierno para que desarrolle la ley estatal, que también permite la investigación con embriones. "El Ministerio de Sanidad va a aprobar el decreto que permite investigar con embriones antes de las elecciones, pero no porque tengan interés en hacerlo, sino porque no van a poder explicar cómo paralizan la investigación en Andalucía que es conforme a una ley estatal. Primero dijeron que nuestra ley invadía competencias y después, que no querían una investigación de dos velocidades", señaló el consejero.

La ministra de Sanidad, Ana Pastor, anunció ayer que el Gobierno aprobará muy pronto el estatuto del Centro Nacional de Trasplantes y Medicina regenerativa, informa Emilio de Benito. Con esta medida Pastor quiere adelantarse a la puesta en marcha del laboratorio para investigación sobre células madre embrionarias de la Junta de Andalucía. El Centro Nacional, cuya sede aún no está decidida, será el encargado de "coordinar, gestionar y fomentar la política de trasplantes y medicina regenerativa en España", explicó la ministra. Será un "organismo autónomo al servicio de todos los centros sanitarios e investigadores nacionales", y coordinará la investigación en el campo, añadió la ministra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de enero de 2004