CLÁSICOS DEL SIGLO XX (2)

Un autor entre mitos y revueltas

Miguel Ángel Asturias nació en Ciudad de Guatemala el 19 de octubre de 1899, pero creció en Salamá, el pueblo adonde fueron enviados sus padres por oponerse a la dictadura de Manuel Estrada Cabrera. Cursó estudios de Derecho en la Universidad de San Carlos de Guatemala y participó en el levantamiento de 1920 que acabó con el régimen del dictador.

En 1922 presentó su tesis, El problema social del

indio, y fundó, junto con otros estudiantes, la Universidad Popular de Guatemala, cuyo objetivo era contribuir a la educación de las personas pobres. Al año siguiente marchó a París, donde residirá diez años. Allí, tras conocer a André Breton, se convierte en un surrealista militante y asiste a las clases sobre religión maya que impartía Georges Raynaud en la Sorbona. Fruto de esos estudios aparece en 1930 Leyendas de Guatemala, libro con el que Asturias se da a conocer tanto en Francia como en su país de origen.

Más información

Tras viajar por Europa occidental, Grecia, Egipto y Oriente Próximo, el escritor regresa a Guatemala en 1933 y crea el programa radiofónico El diario del aire. Su primer libro de poemas, Sonetos, aparece en 1936. Le seguirán Sien de alondra, en 1948, o Ejercicios poéticos en forma de sonetos sobre temas de Horacio, publicado en 1952.

Diplomacia y literatura

La caída del régimen derechista de Jorge Ubico en 1944 propició el comienzo de la carrera diplomática de Asturias, que es nombrado agregado cultural en la Embajada de México. Dos años más tarde publicó El señor presidente, obra con la que alcanzará fama mundial. Trasladado a Argentina, los relatos de Hombres del maíz aparecieron en Buenos Aires en 1949. Al año siguiente el escritor se divorció de su primera mujer, Clemencia Amado, y se casó con Blanca de Mora y Aruaho. Comienza entonces a publicar su trilogía en torno al "imperialismo bananero", compuesta por Viento fuerte, aparecida en 1950; El papa verde, obra de 1954, y Los ojos de los enterrados, de 1955.

El golpe de Estado contra el Gobierno de Jacobo Arbenz obliga al escritor a establecerse en el exilio. En Argentina y en Francia escribe Weekend en Guatemala, publicada en 1956; El alhajadito, aparecida en 1961, o Mulata de tal, obra de 1963. Asturias resulta galardonado con el Premio Lenin en 1966 y un año después recibe el Nobel de Literatura.

El regreso de la democracia a Guatemala convierte al autor en embajador de su país en Francia entre 1966 y 1970. Miguel Ángel Asturias muere en Madrid el 9 de junio de 1974.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de noviembre de 2003.

Lo más visto en...

Top 50