Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición pide que se fiscalice si hubo fraude en el contrato de Inscanner

Concepción reiteró ayer: "Yo no tengo nada que ver con la empresa; es cosa de mis hijos"

La oposición socialista pidió ayer que la Inspección general de Servicios estudie si hubo fraude en el suculento contrato por el que en 2000 Inscanner, firma fundada por el ex diputado del PP Luis Concepción, se aseguró 28,93 millones de pesetas hasta 2008. Los hijos de Concepción reclaman un tercio de la firma apelando a un contrato que les daría opción a retomar las acciones, lo que demostraría que no se desvincularon de ellas, tal y como anunció el dirigente popular.

Luis Concepción, ex diputado del PP y actual concejal del PP en el Ayuntamiento de Alicante, declaró ayer: "Yo no tengo nada que ver en la empresa Inscanner; eso es cosa de mis hijos". Luego indicó: "Una parte de la sociedad ha incumplido el contrato y mis hijos han acudido al juzgado para denunciarlo; eso es todo, y no hay nada más que decir". El responsable popular se refería a la demanda presentada por sus cuatro hijos para recuperar el tercio de las acciones de Inscanner que cedieron en 1995 al socio y administrador de la sociedad, Enrique López, apelando a una opción de compra, lo que les permitiría repescarlas.

De esta forma, la familia Concepción no estaría totalmente desvinculada de la firma cuando Inscanner obtuvo la concesión para hacerse cargo de parte de las resonancias magnéticas de los pacientes de la sanidad pública de la provincia de Alicante. A ello se refirió el diputado socialista José Camarasa ayer para pedir "sin dilación" a la Inspección General de Servicios que investigue el proceso de adjudicación y si estas circunstancias se ajustan a los requisitos para poder contratar que establecen la ley general de contratos del Estado y el reglamento general de contratación. Camarasa insistió en que la demanda presentada por los hijos de Concepción apunta a que no hubo venta por su parte, sino "una simulación" que les permitió obtener "pingües beneficios", un argumento que ya sostuvo en el debate en las Cortes de 1999 en el que se abordó la cuestión y donde EU pidió una comisión de investigación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de noviembre de 2003