Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EN CATALUÑA

Pujol reconoce que la Generalitat hace "trampa" para mantener la enseñanza privada concertada

El presidente catalán afirma que CiU es quien mejor defiende los centros no públicos

Parets del Vallès

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, reconoció ayer en Santa Coloma de Gramenet (Barcelonès) que su Gobierno ha contribuido haciendo "trampa" a mantener la enseñanza privada concertada en Cataluña. Sobre su financiación, admitió: "Todos hacemos un poco de trampa: el Gobierno catalán, la escuela concertada, los padres, la Administración central... Incluso cuando llega a gobernar algún partido de la oposición, que es muy feroz, también cierra los ojos porque sabe que es muy difícil actuar de una manera que haga viable una escuela privada, una escuela concertada".

Pujol, sin mencionarlo, se refería al cobro de cuotas por parte de centros concertados pese a recibir ayudas públicas. Ante un grupo de profesores y directores de escuelas privadas del Barcelonès Nord, el presidente de la Generalitat realizó una encendida defensa de la enseñanza privada, "a la que muchos", dijo, "han sido hostiles". Y agregó: "Si algún día, de repente, y como algunos quieren, desaparecieran los centros privados concertados, se hundiría todo el sistema educativo. La enseñanza privada concertada está en parte subvencionada no sólo por los conciertos de la Generalitat, sino también, poco o mucho, por los padres".

Si no fuera así, continuó Pujol, no se estaría "en condiciones de aguantarlo". Y remachó: "No tendría que ser así, pero es así". En consecuencia, dijo, "en el futuro tiene que cambiar la financiación de la escuela privada".

El líder nacionalista aseguró que su formación política es la que mejor defiende los intereses de la escuela privada concertada, a diferencia del PSC, ERC e ICV, fuerzas en las que dijo que "hay una antipatía casi visceral hacia la privada, sea confesional o no", aunque luego ironizó con el hecho de que muchos políticos de esos partidos lleven a sus hijos a la escuela privada.

Pujol aseguró que su Gobierno ha defendido siempre un "sistema de equilibrio entre la enseñanza pública y la privada" y admitió que es necesario aumentar los recursos para la educación. El presidente de la Generalitat afirmó que si CiU gana las próximas autonómicas, y una vez pasadas las elecciones generales del mes de marzo, será hora de volver a plantear la cuestión, tanto en el Parlament de Catalunya como en el Congreso de los Diputados. Si no se hizo antes, afirmó, fue porque la discusión sobre la Ley de Calidad de la Enseñanza en el Congreso coincidió con un período "en el que las relaciones con el Gobierno central y el Partido Popular eran malas". Pujol acusó al PP de no haber querido "discutir" algunos puntos de esa ley que CiU quería "mejorar": "No quisieron saber nada". Y en referencia a Cataluña: "Ahora nos lo tendremos que volver a plantear. También en nuestros propios presupuestos". Pujol también criticó los programas de los partidos de la izquierda en materia educativa. El líder convergente agregó que "el PSC quiere evitar la dualización del sistema", y la propuesta de "ventanilla única de matriculación" de ERC es "una amenaza para la privada".

El presidente de la Generalitat hizo estas declaraciones el mismo día en que CiU presentó sus propuestas en educación. El candidato, Artur Mas, apostó por una línea continuista a la desarrollada hasta ahora por el Gobierno catalán, adaptando la política educativa a las nuevas necesidades sociales, en referencia al incremento de horas dedicadas a la enseñanza del inglés, informa Josep

Garriga.

Pujol pasó la jornada de ayer en tierras del Barcelonès Nord y el Vallès. Fue un intenso periplo que le llevó de Sant Adrià de Besòs a Granollers pasando por Santa Coloma, La Roca del Vallès, Parets y Mollet. En el Palau Olímpic de Granollers, el presidente catalán reunió a 1.700 seguidores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de noviembre de 2003