Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL FÓRUM UNIVERSAL DE LAS CULTURAS DE BARCELONA

Una avalancha de exposiciones por la paz y la diversidad

El recinto de 2004 destina 14.000 metros cuadrados y 17,4 millones de euros a las exhibiciones

Barcelona
El 9 de mayo de 2004 abrirá sus puertas en Barcelona el Fòrum Universal de les Cultures, un evento que durante 141 días ininterrumpidos pretende convertir a Barcelona en uno de los centros del debate internacional sobre la paz, la sostenibilidad y la diversidad cultural. Estos tres temas son también los ejes sobre los que giran las 24 exposiciones organizadas con motivo de este evento. De éstas, cinco han sido encargadas directamente por la organización del Fòrum y, excepto una, podrán verse en el recinto principal que se está construyendo en una zona limítrofe con el mar y el río Besòs. Las otras son exposiciones organizadas por diferentes museos y centros culturales de Barcelona que han decidido participar en esta aventura colectiva.

"Las cuatro exposiciones que se presentan en el recinto del Fòrum 2004 están pensadas para el gran público, son aptas para gente de todas las culturas y edades", explica Imma Mora, responsable de exposiciones del Fòrum Universal de les Cultures de Barcelona, un evento que confía en atraer a cinco millones de visitantes durante los 141 días que durará. El reto de la organización es conseguir hacer atractivos para este amplio espectro de público temas tan serios como la paz, la diversidad cultural y la sostenibilidad del planeta. Para ello, naturalmente, se ha echado mano de la espectacularidad de los montajes, que, a partir de unos guiones muy sopesados, deben ser el gancho para lograr la reflexión que se pretende. Todo ello teniendo en cuenta que se calcula una media de 1.000 visitantes a la hora. El presupuesto global de las 24 exposiciones que se organizan con motivo del evento es de 25.486.000 euros, si bien el grueso de esta partida -17,4 millones de euros- se destina a la organización y a las cuatro grandes exposiciones que se celebrarán en el recinto Fòrum, actualmente en construcción en la zona este de Barcelona, junto al río Besòs, donde ocuparán una superficie de 14.000 metros cuadrados.

La exposición más cara es 'Voces', que dedica siete millones de euros a la diversidad lingüística

'Ciudades-esquinas' presentará grandes escenografías y obras de Max y Pierrick Sorin

- Habitar el mundo. Es la exposición más grande del recinto. Ocupará 4.277 metros cuadrados en un edificio desmontable situado en lo que será el Hangar de la Marina Seca del nuevo puerto deportivo de Sant Adrià de Besòs. Esta exhibición utilizará muchos medios audiovisuales para explicar que el planeta tiene unos recursos limitados cercanos a agotarse y que, además, son la causa de gran parte de los conflictos que asuelan el mundo. Para ello irá guiando al visitante en lo que es una especie de zoom que enfoca primero el planeta Tierra; después, la ciudad, y finalmente, la casa. En cada ámbito se explicará el funcionamiento, los problemas y las posibles alternativas para conseguir un mundo más habitable. El director científico es Ramon Folch, biólogo especializado en temas de sostenibilidad, y el diseño del espacio corre a cargo de Carles Guri y Carolina Casajuana.

- Ciudades-esquinas. "La ciudad es el lugar por excelencia de la diversidad cultural y uno de sus elementos más característicos son las esquinas, que representan tanto el lugar de encuentro y de mezcla como la zona de conflictos y sorpresas", explica el arquitecto Manuel de Solà-Morales, comisario de esta exposición, que ocupará 3.500 metros cuadrados en el nuevo Centro de Convenciones Internacional de Barcelona. La exhibición defiende la ciudad como mezcla frente a la ciudad agrupada por usos y actividades separadas, y para ello utilizará todo tipo de recursos. Destacan unas 20 grandes escenografías, algunas de hasta 10 metros de altura, que recrearán esquinas famosas, y tres grandes maquetas que reproducen las ciudades de Nueva York, Tokio y Estrasburgo. Tres vídeos del francés Pierrick Sorin pondrán la nota humorística y social de la exposición, que también contará con la participación del ilustrador Max para explicar, en dibujos animados, la ciudad del futuro.

- Voces. Es la exposición más complicada -y la más cara: siete millones de euros- por la dificultad de mostrar visualmente algo tan intangible como la voz. En 3.127 metros cuadrados del centro de convenciones, el diseñador estadounidense Ralph Appelbaum ha diseñado un montaje que el visitante podrá abarcar de un solo vistazo, aunque después podrá detenerse en los múltiples apartados para saber cómo suenan las 5.000 lenguas que hay en el mundo, entre otras muchas informaciones que ayudarán a comprender la riqueza lingüística del planeta.

- Los guerreros de Xi'an. Es un poco la perla del recinto, aunque las imágenes que hasta ahora se han difundido de los famosos guerreros de Xi'an, miles de soldados de terracota descubiertos en China en 1974, corresponderá poco a la realidad de lo que verá el visitante. En concreto, la exposición reúne 31 objetos de la dinastía china Qin (221-207 antes de Cristo), entre ellos unos pocos guerreros de terracota, y 69 objetos de la dinastía Han (206 antes de Cristo-220 después de Cristo) entre los que se hallan pequeñas figuras de cerámica que representan a funcionarios y a animales domésticos. De hecho, originalmente la exposición, que ya ha podido verse en Hong Kong, llevaba por título Guerra y paz, ya que intenta explicar cómo en China se evolucionó de una cultura de guerra a otra de paz en pocos años del siglo III antes de Cristo. En Barcelona, la exposición se presenta en un espacio efímero en el muelle norte del puerto de Sant Adrià e irá acompañada de un audiovisual con guión de la sinóloga Dolors Folch y un montaje que intentará reproducir escenográficamente el ambiente de una excavación arqueológica.

La conciencia del ser humano

La quinta exposición que organiza directamente el Fòrum -más barata, ya que no supera los dos millones d euros- no se presentará en el recinto del Besòs. Se podrá ver en el centro de Barcelona, en el Museo de Historia de la Ciudad y en la Capella de Santa Àgata. La condición humana. La imagen del hombre en el arte es la última exposición que se encargó y, en consecuencia, la que va más retrasada, ya que el concurso para su producción se fallará en las próximas semanas. Está, eso sí, prácticamente cerrada, con el 96% de las cerca de 200 piezas que la integrarán confirmadas.

"El tema inicial era plantear qué es lo que tenemos en común los humanos", indica Pedro Azara, comisario de la exposición, en cuyo guión también han participado Eugenio Trías y Marta Llorente. "Los monos también reconocen su imagen; pero los humanos, además, somos capaces de reproducirla", añade. La exposición analizará cómo se ha representado a sí mismo el hombre en diferentes culturas. Con un montaje del arquitecto Josep Llinàs, está organizada temáticamente en cuatro grandes ámbitos que permitirán comprobar que en épocas y lugares muy distantes el hombre aparece como animal, como dios, como un semejante y, finalmente, como una máquina.

Contará con piezas procedentes de museos y colecciones repartidas por todo el mundo, entre las que figuran miniaturas persas, Venus prehistóricas, esculturas nigerianas, bajorrelieves romanos, retratos de El Fayum, cerámicas precolombinas, cuadros barrocos y videoinstalaciones contemporáneas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 2 de noviembre de 2003

Más información