Un centenar de expertos proclaman que la Cataluña tecnológica es un "espejismo"

Los profesionales vinculados a la nueva economía rechazan que exista "liderazgo catalán"

La Cataluña tecnológica ha sido y es un "espejismo". Ésta es la conclusión a la que ha llegado un centenar de profesionales vinculados a las nuevas tecnologías de la información y la comunicación (TIC) reunidos en torno a Barcelona Breakfast. Este foro, nacido durante la eclosión de la llamada nueva economía para promover el desarrollo de la sociedad de la información en Cataluña, ha elaborado un manifiesto muy crítico, no sólo con las administraciones, sino también con las propias empresas, que de forma rotunda niega el liderazgo tecnológico que la comunidad se atribuye.

Los debates del Barcelona Breakfast, que periódicamente se vienen sucediendo en el rectorado de la Universidad Politécnica de Cataluña y en los que han participado empresarios dispuestos a contar su experiencia en el oasis catalán, políticos de todos los colores determinados a explicar sus proyectos en materia de sociedad del conocimiento y académicos cargados de indicadores, han cristalizado en un manifiesto cuyo título, Liderazgo más allá del espejismo, habla por sí solo.

Cataluña "ha diagnosticado con celeridad (tal vez con más mimetismo que profundidad y originalidad) el nuevo escenario", arranca el manifesto, que en todo momento reconoce la existencia de buenas prácticas, pero rechaza de plano el "liderazgo, ni tan sólo dentro de España". La multitud de iniciativas que han asomado en los últimos tres años no permite "palpar resultados estratégicos significativos".

En el documento, Barcelona Breakfast baja a algunos casos concretos. "Lo de que Retevisión debía de ser la nueva Seat, visto hoy, es el paradigma del espejismo. Synera, un proyecto con ambición global basado en un producto excelente, no ha sobrevivido a las exigencias del corto plazo. Proyectos con voluntad de killer application como In /Out todavía deben probar su consolidación. Y proyectos ya consolidados en el ámbito multimedia, como Mediapark, presentan un futuro sinuoso y nebuloso", señala.

22@: más grúas que bits

En cuanto al distrito 22@ -que impulsa el Ayuntamiento de Barcelona-, "castigado" a corto plazo por el estallido de la burbuja tecnológica y "necesitado de un ajuste muy notorio de los procesos de gestión", el manifiesto critica que hoy sea todavía "más visible en los papeles, aunque como idea brillante, que en las manzanas del Poblenou. Se perciben más grúas que bits por la calle".

"Siempre nos quedará la Universitat Oberta de Catalunya", ironiza Barcelona Breakfast, presidido por Xavier Marcet, hoy vinculado al Fòrum 2004, quien apunta: "Si la cosa va de ir tirando, vamos bien, porque los gobiernos local y autónomo no lo han hecho peor que otros", pero rechaza de plano la falta de ambición. La UOC, cuya calidad y proyección internacional se subrayan, es "la golondrina que no hace verano". Un éxito casi aislado.

La oportunidad perdida que se señala en el documento apunta que las pequeñas y medianas empresas (pymes) han tenido un comportamiento muy desigual a la hora de utilizar de forma intensiva y eficiente las TIC para aumentar su competitividad.

"Podemos hablar de muchos aspectos positivos sobre la economía del conocimiento, pero en producción de bienes y servicios no estamos al nivel que nos correspondería, y si no lo tomamos en serio, tendremos problemas dentro de 10 años", dice Joan Trullén, profesor de Economía Aplicada de la Universidad Autónoma de Barcelona, también impulsora del foro.

Trullén echa mano de uno de los indicadores clave de la situación, en la que Barcelona aparece tirando del carro catalán: el porcentaje de ocupados en TIC con relación al total de ocupados en el sector privado. El de Cataluña es del 3,7%, frente al 4,3% español y el 6,4% de media de la OCDE.

Pese a la coincidencia en el diagnóstico, fuentes de la asociación admiten que no ha sido coser y cantar alcanzar una redacción con la que puedan identificarse todas las visiones. El foro suma voces dispares, como las de Ginés Alarcón (Colt Telecom), Ramón Palacio (Alcatel), Carles Font (Microsoft), Miquel Solé (patronal CECOT), Pedro Mier (Mier Comunicaciones), Ferran Amago (Auna y decano del Colegio de Ingenieros Técnicos de Telecomunicaciones) y Ricard Ruiz de Querol (Telefónica). Este último, crítico con la obsesión por "ser líderes en todo", asegura hoy que "nunca hubo base para el arraigo de Terra en Cataluña", pese a la percepción política de que su sede iba a ser el principio de algo.

Los profesionales de las TIC proponen pasar de la retórica a la acción aplicando alguno de los numerosos planes que hay sobre la mesa. Quieren hacer de la Administración Abierta de Cataluña (AOC) todo un proyecto de país que supere el abismo entre ayuntamientos y Generalitat, impulsar un gran proyecto empresarial al año gracias a la concertación pública y privada, apostar por la educación bajo el nuevo prisma de la sociedad de la información y promover una auténtica política industrial en TIC.

Nuevo pacto de financiación

En favor de la mejora de la formación y la inversión en investigación y desarrollo se pronunció ayer también Juan Rosell, presidente de la gran patronal catalana, Fomento del Trabajo, quien, en la presentación conjunta con la Cámara de Comercio de Barcelona del Anuario económico de Cataluña, exigió una mejora en el sistema de financiación autonómica. El paso debería darse tras las elecciones, "sin apriorismos políticos" y aprovechando experiencias como la de las regiones alemanas e italianas.El presidente de Fomento del Trabajo considera que, de seguir este sistema de financiación de las autonomías, en España pueden acabar produciéndose "problemas con la sanidad y el sistema de pensiones". Al finalizar el acto de presentación del Anuario económico de Cataluña, en el que participaron el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Miquel Valls, y Juan Rosell, este último precisó que los problemas de financiación tienen la misma raíz en todas las comunidades autónomas y que "la carencia en los fondos destinados a las pensiones y la sanidad empezarán notarse en 2012, tal como dicen los expertos".

Rosell afirmó que la solución no es implantar el sistema del concierto vasco, "ya que éste se puso en funcionamiento en las diputaciones forales en un momento político irrepetible", y añadió que "ahora no cabe mirar hacia atrás".

La ventaja de Madrid

Por su parte, el conseller en cap, Artur Mas, que también participó en la presentación del Anuario económico de Cataluña, destacó la importancia de la política migratoria en las finanzas públicas y sostuvo que hay que diseñar un crecimiento demográfico equilibrado. "La estructura demográfica de los próximos 10 años no debe descansar fundamentalmente en la inmigración", dijo Mas.

Ante los representantes del mundo empresarial, el candidato de CiU no dejó escapar la ocasión de mediar en el debate sobre la pérdida de peso de la economía catalana frente a Madrid: "La ventaja que tiene Madrid sobre Cataluña se debe a que el esfuerzo inversor del Gobierno en Madrid es inmensamente más alto que en cualquier otro sitio". Con relación a la inversión del Estado en infraestructuras, Mas dijo: "Ahora Cataluña recibe la inversión que le debería haber tocado siempre", en contestación a las declaraciones recientes del ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, según el cual la comunidad autónoma está recibiendo una inversión sin precedentes, que no volverá a repetirse. º

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de octubre de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50