Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

PP y PSOE discrepan sobre la gravedad de la subactividad de los astilleros andaluces

Los populares afirman que las instalaciones "ni se cerrarán ni se privatizarán"

PP y PSOE discrepan sobre la gravedad de la subactividad de los astilleros andaluces. La presidenta del PP andaluz y alcaldesa de Cádiz, Teófila Martínez, y el diputado nacional del PP por Cádiz Jesús Mancha relativizaron ayer la "crítica" situación de subactividad en las factorías de astilleros del grupo naval Izar en Andalucía que denunciaron el jueves 5.000 trabajadores que se manifestaron por las calles de la ciudad. En cambio, el diputado nacional del PSOE por Cádiz Salvador de la Encina puso en entredicho las afirmaciones de los populares.

Según los dirigentes populares, los astilleros "ni se cerrarán ni se privatizarán" y, en breve, llegarán nuevos pedidos. Salvador de la Encina pidió explicaciones a la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI), dependiente del Ministerio de Ciencia y Tecnología, sobre las cancelaciones de algunos pedidos en las últimas semanas.

Las plantillas de las plantas de Cádiz, Puerto Real, San Fernando y Sevilla denuncian que desde la fusión de los astilleros civiles AESA y militares de Bazán en el actual grupo naval Izar no se han cerrado nuevos contratos importantes para las factorías andaluzas. Asimismo, exigen que la dirección de Izar cumpla el prometido Plan Industrial de Modernización y que se agilicen las negociaciones sobre el nuevo convenio colectivo. Con estas reivindicaciones y la advertencia de que radicalizarán sus protestas, se manifestaron 5.000 empleados navales para denunciar que la subactividad puede provocar, en breve, los primeros despidos en la industria auxiliar.

El PP de Cádiz intentó ayer tranquilizar a los trabajadores navales. "No se van a cerrar ni se van a privatizar las factorías, ni se van a perder empleos con la regulaciones", aseguró Jesús Mancha, quien, con todo, reconoció que el panorama en el sector de la construcción naval es "muy preocupante". A renglón seguido, matizó que esta situación afecta no sólo a los astilleros andaluces, sino a los de todo el mundo. "No debe haber alerta ni este año ni el próximo, para los que las carteras de pedidos están garantizadas", añadió Mancha.

Más optimista fue Teófila Martínez, quien sostuvo que la subactividad es "pasajera". "El Gobierno de la nación y los responsables de la empresa están trabajando permanentemente para conseguir contratos de trabajo, pero hay que tener paciencia porque este tipo de contratos en el sector naval no aparecen y desaparecen de la noche a la mañana", dijo Martínez, quien vaticinó que, en breve, llegarán nuevos pedidos a los astilleros gracias a la creación del Consorcio Naval Europeo y a la normativa comunitaria que obliga a los buques a tener doble casco y doble fondo.

"Con ese interés trabajan los países europeos para que con el nuevo consorcio, similar al de EADS-CASA de construcción aeronáutica, los astilleros comunitarios puedan hacer frente mucho mejor a la competencia desleal que practican los países asiáticos", defendió la alcaldesa.

Pedidos cancelados

Estas explicaciones no convencieron a De la Encina, quien pidió la comparecencia en el Congreso del ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, a quien pide explicaciones por las cancelaciones de los pedidos para mantener los buques de la sexta flota de la Armada de EE UU en Cádiz o la construcción de gaseros para Omán en Puerto Real. Precisamente en esta factoría, según denunció De la Encina, la escasez de nuevos pedidos se ha traducido en un descenso de horas de trabajo. Frente al 1.161.000 horas trabajadas en 2002, las previsiones de este año se sitúan en 984.000.

"El Gobierno tiene que explicar por qué la empresa pública de construcción naval Izar encuentra, en estos momentos, importantes dificultades que afectan a sus perspectivas de futuro, a pesar de los magníficos anuncios que vendió a los trabajadores y a la ciudadanía hace tan sólo un año", dijo De la Encina.

En parecidos términos se pronunció la asamblea local de Izquierda Unida en la ciudad de Cádiz, que manifestó su "total apoyo" a las reivindicaciones de los trabajadores navales. Asimismo, la coalición reclamó de Teófila Martínez "mayor contundencia" a la hora de exigir al Ejecutivo central que "garantice" la carga de trabajo y el futuro de las plantas gaditanas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 21 de junio de 2003