Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Muere el editor José Manuel Lara, fundador del imperio editorial Planeta

El empresario creó en 1952 el Premio Planeta, el mejor dotado de la literatura española

José Manuel Lara, fundador de la editorial Planeta, falleció anoche en su casa de Barcelona a los 88 años rodeado de su familia. Fundador de un imperio editorial que controla más de 60 editoriales creado en 1949 con 100.000 pesetas prestadas, creó en 1952 el Premio Planeta, actualmente el galardón literario mejor dotado de la literatura española. La capilla ardiente del fundador y presidente de Planeta se instalará hoy por la tarde en la sede barcelonesa de la Fundación José Manuel Lara, situada en el edificio modernista Lleó Morera, en el paseo de Gràcia.

Afectado desde hacía varios años de una enfermedad degenerativa del sistema nervioso, José Manuel Lara siguió acudiendo a su despacho hasta 2002, año en el que un agravamiento de su enfermedad le obligó a abandonar definitivamente el trabajo.

Nacido en El Pedroso (Sevilla) el 31 de diciembre de 1914, empezó su carrera como bailarían en la compañía de Celia Gámez, -"He sido el mejor bailarían de vals de toda España", aseveró en una ocasión-, pero la guerra civil le llevó a la Legión, donde alcanzó el grado de capitán y con tal rango entró en enero de 1939 victorioso con las trompas franquistas en Barcelona, ciudad en la que hizo fortuna como editor y donde conoció a su mujer, María Teresa Bosch, con la que se casó en 1941. Ella, en palabras del propio Lara, fue decisiva en su vida, "Siempre me ha asesorado, en lo literario y en todo".

El fin de la guerra, fue también el fin de su carrera militar. Logró trabajo en empresa Pirelli, pero escasa paga le llevó a buscar nuevos horizontes. Con gran olfato comercial decidió apostar por el mundo de la cultura y creó academias en la que su mujer impartía lecciones de literatura y él de matemáticas. Pero dejó las academias por la venta de libros a domicilio hasta que en 1949 creó la editorial Planeta con el capital de 100.000 pesetas en un pequeño piso de Barcelona y con tres empleados. Su mujer no pisaba la editorial, pero era la que leía los originales que le llegaban a su marido y le aconsejaba sobre lo que tenía que editar. Un día César González Ruano le presentó a un escritor con novela. Se llamaba José María Gironella y la obra Los cipreses creen en Dios, que fue el gran despegue de Lara en el mundo editorial.

En 1952 Lara creó el Premio Planeta con una dotación inicial de 40.000 pesetas y que ha llegado a convertirse en el de mayor cuantía económica en lengua española, con una dotación actual de 600.000euros.

En los años siguientes continuó la expansión editorial fundado nuevas empresa de ramo editrorial y poco a poco fue incorporando editoriales y creando premios literarios, entre otros Espejo de España, para fomentar la elaboración de ensayos dedicados a la historia de España; el Premio de Novela Catalana Ramon Llull, el Ateneo de Sevilla, el Azorín de Novela y el Premio Fernando Lara, dedicado a la memoria de su hijo, fallecido en accidente de tráfico en 1995, Fernando Lara Bosch.

Líder del sector editorial en España e Iberoamérica, el holding se ha extendido al sector de los medios audiovisuales (es principal accionistan de Antena 3, de la que posee un 25% del capital). El Rey le otorgó el título de marqués del Pedroso de Lara, que le fue concedido en 1994.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 12 de mayo de 2003