AMENAZA DE GUERRA | La zona del conflicto

La reconstrucción de Irak costará 20.000 millones de dólares al año

Mantener la paz tras el fin de la guerra exigirá 75.000 soldados

La normalización de Irak costará no menos de 20.000 millones de dólares anuales durante varios años con el despliegue permanente de 75.000 soldados para garantizar el orden, según una investigación patrocinada por el Consejo de Relaciones Exteriores, un centro norteamericano de politología. Si la situación sobre el terreno se complica y la ocupación requiere la presencia de hasta 200.000 soldados, el coste se dispararía.

Más información

La Administración de Bush es renuente a poner un precio a la prevista operación militar para acabar con Sadam Husein, con el repetido argumento de que es imposible evaluar el coste, dado lo imprevisible de múltiples variantes. Lo más que ha trascendido es que la Casa Blanca podría pedir al Congreso un aporte adicional presupuestario de 95.000 millones con que financiar esta campaña.

Irak: el día después, un informe preparado por un grupo de notables dirigido por James Schlesinger, ex secretario de Defensa y ex jefe de la CIA, es el primer estudio que hace una estimación de costes de la creación del nuevo Irak conforme a los planes de la Casa Blanca. El programa de reconstrucción nacional previsto por Washington deberá realizarse tras el escudo de no menos de 75.000 militares, encargados de mantener la paz y disuadir el estallido de conflictos entre los distintos grupos iraquíes, según el grupo de trabajo. En esas condiciones, el presupuesto de la operación rondará los 16.800 millones de dólares anuales en personal, 2.500 millones en tareas de reconstrucción y 500 millones para asistencia humanitaria. "Los esfuerzos de Estados Unidos conllevarán inevitablemente incertidumbre, ensayos y errores, y avances irregulares", señala el documento. "El éxito en Irak dependerá de la solidez de la decisión de mantener el curso".

Mutismo de Bush

El informe echa en falta que el presidente George W. Bush no haya expuesto claramente al Congreso y a los ciudadanos la magnitud de los recursos que serán necesarios para alcanzar los objetivos posbélicos y que no haya hablado de los riesgos inherentes a todo el plan, como las ansias independentistas de los kurdos, que podrían alentar un enfrentamiento con Turquía, y los recelos de la mayoría shií ante la históricamente dominadora minoría suní.

"Si las necesidades de tropas son mucho mayores de 75.000 -una auténtica posibilidad-, se necesitará una financiación mucho mayor", indica el estudio. Un reciente informe del general Eric Shinseki, jefe del Estado Mayor del Ejército de Tierra, apuntaba que la ocupación y pacificación de Irak podría requerir la movilización de hasta 200.000 soldados.

Estados Unidos cuenta con que esta vez no va a tener el nutrido apoyo financiero que la comunidad internacional le prestó en la guerra de 1991, cuando la financiación de terceros cubrió el 90% del coste. Además de recabar fondos con cargo al presupuesto, Washington espera disponer de activos iraquíes y de los recursos petroleros del país con las segundas reservas mundiales de crudo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 12 de marzo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50