Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mil antropólogos rechazan el museo de la moda ideado por Pilar del Castillo

Los profesionales alertan sobre el cierre definitivo de la sede de los Pueblos de España

Un millar de profesionales de la antropología, las ciencias sociales y la cultura han enviado una carta a la ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo, en la que rechazan el posible cierre de la sede de los Pueblos de España del Museo Nacional de Antropología, de Madrid, y su sustitución por un museo dedicado a la moda. Los firmantes temen el "desmantelamiento progresivo" de las colecciones actuales, que superan las 100.000 piezas inventariadas, al sustituir un museo por otro en detrimento de un patrimonio que testimonia la diversidad de las culturas.

La apertura del Museo Nacional de Antropología, en su sede de la Ciudad Universitaria de Madrid (Juan de Herrera, 2, www.mcu.es/nmuseos/antropologia), tras las reformas actuales en el edificio del antiguo MEAC, se convirtió el pasado mes de noviembre en el anuncio de un museo de la moda. La ministra Pilar del Castillo visitó las dependencias y fondos y adelantó su intención de abrir las salas con fondos para un museo del traje y la indumentaria. Antropología tiene otra sede en la calle de Alfonso XII, con las colecciones de Filipinas y norte de África, que se mantiene tras la unificación en la etapa de Carmen Alborch como ministra de Cultura.

La carta, con más de un millar de firmas de profesionales españoles y extranjeros, fue enviada a Pilar del Castillo el pasado 4 de diciembre y desde entonces sólo ha habido una reunión, el 4 de marzo, del director general de Bellas Artes con los tres primeros firmantes. El plan integral de museos estatales sólo hace referencia a las obras de rehabilitación y la redacción de un nuevo plan museológico y programa museográfico, con apertura prevista en febrero de 2004. La ministra tiene previsto informar sobre el museo en los próximos días.

Patrimonio almacenado

Los firmantes señalan que el museo dedicado a la moda paraliza la apertura pública de la sección de los Pueblos de España, creada en 1934 como Museo del Pueblo Español, que Julio Caro Baroja dirigió entre 1944 y 1954. "Parecía por fin acabar con una larga historia de oscuridad que ha privado a la sociedad española de conocer el tratamiento antropológico de su patrimonio cultural y ha mantenido en almacenes unas colecciones que superan las 100.000 piezas inventariadas".

Señalan que el nuevo freno a la exposición de estos fondos "se ha transmutado en una absorción y sustitución de un museo por otro, cuya consecuencia más inmediata es el desmantelamiento progresivo de los únicos servicios públicos que hasta ahora venían funcionando como complementarios de un área expositiva que algún día sería contemplada por los visitantes". En este caso mencionan la biblioteca y el archivo audiovisual, los cursos, los seminarios, los premios de investigación Marqués de Lozoya y de fotografía sobre cultura popular, y las publicaciones.

Los profesionales de distintos campos académicos no ponen objeciones a la creación de un museo dedicado a la moda, pero sí que impida "la restitución museística a la sociedad de ese conocimiento antropológico del patrimonio cultural, cuando de nuevo se siguen sepultando en almacenes y en el olvido los testimonios materiales e inmateriales que expresan las diferentes formas de vida y pensamiento de los distintos individuos y grupos que conforman los diversos territorios del Estado español". Lamentan que España sea el único país de la UE que no dispone de un museo de antropología "que nos hable de la diversidad de culturas". Entre los firmantes, figuran José Luis García García y Enrique Luque, directores de los departamentos de Antropología Social de la Complutense y la Autónoma; María Cátedra, directora de Revista de Antropología Social; Isidoro Moreno, presidente de la Federación de Asociaciones de Antropología; Rafael Feria, presidente del comité español del ICOM; Marcial Gondar, de la Universidad de Santiago de Compostela; Jonathan Friedman, de la École des Hautes Études en Sciencies Sociales de París, y Néstor García Canclini, de la Universidad de Ciudad de México.

La dirección del Museo de Antropología prepara un plan museológico de contenidos de moda, con un inventario de más de mil piezas, con una trayectoria histórica de trajes e indumentaria desde el siglo XVIII hasta la actualidad, donde se incluyen los trajes regionales. Cultura acaba de comprar en Viena una colección de Fortuny Madrazo, con trajes y muestras de telas. Antropología mantiene además un fondo de juguetes, carteles, joyas populares, piezas domésticas, aperos agrícolas e instrumentos musicales. Esta última colección se va a depositar en un museo específico en Santiago de Compostela.

Las obras actuales en el museo (afectan a forjados, escaleras, fachadas, sótanos) incluyen un salón de actos que se transforma en pasarela y nuevos jardines (proyectados por los arquitectos López de Asiaín y Díaz Domínguez en 1969) con predominio de flores.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 11 de marzo de 2003