El Gobierno achaca a los obispos el impago de salarios de un trimestre de 1998

El Gobierno achaca ahora a una "errónea identificación" de los ejercicios presupuestarios por la Iglesia católica el que cientos o miles de profesores de religión no hayan cobrado nunca los salarios de septiembre a diciembre ni la paga de Navidad del curso 1998-1999. Numerosas sentencias están obligando al Ejecutivo a pagar de nuevo unos salarios que ya entregó a los prelados en 1998 por valor de 6.623 millones de pesetas, aunque la mayoría de los docentes se quedará finalmente sin cobrar al no haber reclamado su derecho ante los tribunales, o haberlo hecho fuera del plazo legal.

En una respuesta parlamentaria a la diputada socialista Amparo Valcarce, el Ejecutivo explica que esa concepción errónea de las retribuciones "ha podido dar lugar a que en algunas diócesis no se hayan efectuado los pagos correspondientes", y añade que seguirá entregando "las cantidades a cuyo pago sea obligado por sentencia judicial firme".

Los obispos han negado siempre que deban cantidad alguna a sus docentes e incluso calificaron de "campaña para desacreditar a la Iglesia" la primera información de este periódico sobre el destino de aquellos salarios, ratificado por sentencias ya inapelables.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 24 de febrero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50