Laboratorios y OMC acercan posturas sobre fármacos baratos para países pobres

Algunos de los principales grupos farmacéuticos anunciaron ayer en Davos (Suiza) su disposición a facilitar fármacos más baratos a los países pobres. Un acuerdo con la Organización Mundial del Comercio (OMC) incluirá, previsiblemente, los 325 medicamentos que la Organización Mundial de la Salud considera esenciales, y que incluyen los tratamientos contra el sida, la tuberculosis, la malaria, pero también antibióticos, productos antidiarreicos y el que inauguró la lista, la aspirina.

La iniciativa pretende unificar las políticas comerciales de los grandes grupos en los países más pobres, y conciliar la protección de la propiedad intelectual con el derecho al acceso de medicamentos para combatir epidemias o problemas nacionales de salud.

En noviembre del año pasado la OMC estuvo cerca del acuerdo, pero entonces chocó con la oposición de EE UU, que quería centrarlo en los medicamentos para combatir enfermedades infecciosas.

A falta de un consenso, diversas compañías, como GlaxoSmithKline en 2002 o Pharmacia la semana pasada han iniciado campañas de doble precio de los medicamentos, sobre todo antirretrovirales, y cobran más baratos aquéllos que se envían a los países de menor renta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 27 de enero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50