La lectura, responsabilidad básica de los ayuntamientos

Cuanto más grande es una ciudad, peor dotadas están sus bibliotecas. Ésta es una de las conclusiones de Las bibliotecas públicas en España. Una realidad abierta, otro estudio de la Fundación Sánchez Ruipérez.

"Bueno será recordar que la causa de la lectura pública es, por ley, responsabilidad básica de los ayuntamientos. Y la situación de éstos, en su conjunto y respecto al fomento de la lectura, es desigual e inversamente proporcional a la cantidad de población que acogen", dice Antonio Basanta. "Por paradójico que pudiera parecer, las estadísticas son especialmente críticas con los municipios de población importante. Las grandes ciudades españolas son, por lo general, las peor dotadas, especialmente en el capítulo de adquisiciones. Y no hemos de olvidar que, a la hora de valorar la calidad de un servicio público de lectura, los lectores valoran en primer lugar la riqueza y actualización de los fondos, de la colección".

Un alto índice de los usuarios de bibliotecas son estudiantes que acuden a ellas para realizar sus trabajos. Pero, en opinión de Basanta, crece cada año el porcentaje de "quienes van a las bibliotecas básicamente a leer o consultar". "El fenómeno de la presencia masiva de estudiantes en las bibliotecas públicas viene a mostrar la deficiencia o inexistencia de las imprescindibles bibliotecas escolares, auténticas cenicientas del sistema. Una y otra vez la biblioteca escolar es la gran olvidada. Y sin biblioteca escolar (y sin biblioteca familiar, en todos los casos en que ésta sea posible) la formación de un lector se hace una tarea realmente complicada, por no decir quimérica", concluye Basanta.

El Estudio sobre el desarrollo de las colecciones de las bibliotecas públicas se fundamenta en un trabajo de campo realizado en más de 600 bibliotecas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 13 de enero de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50